Antoni Abad presenta un proyecto concebido para los espacios del Nivell Zero

"en #Arte en Cataluña/Exposiciones"

ACTE 39: Antoni Abad. medida X medida. 1992’2015
Fundació Suñol: Nivell Zero
Hasta el 8 de septiembre de 2018
Comisariado: Antoni Abad y Eugeni Bonet

El Nivell Zero de la Fundació Suñol presenta el ACTE 39: Antoni Abad. medida X medida. 1992’2015, un proyecto concebido específicamente para los espacios del Nivell Zero, que recopila obras del artista Antoni Abad (Lleida, 1956) realizadas a partir de los años 90 hasta 2015. Las piezas que conforman la exposición están directamente relacionadas con su investigación personal en torno a los conceptos y usos de las medidas, el lenguaje y la relación existente entre ellas.

El año 1993 Antoni Abad conoció a Josep Suñol en los espacios de Passeig de Gràcia que acabarían transformándose en la Fundació Suñol, que en aquel momento no se encontraban abiertos al público. Antoni Abad llevó a cabo una instalación con cintas métricas alrededor de la obra de Antoni Tàpies, Butaca (1987), que forma parte de la colección y que precisamente estaba expuesta en ese momento.

Este vínculo inicial nos permite revisar ahora la sólida trayectoria de Antoni Abad, con la exposición de obras que exploran las nociones de medición y su conjunción con las actividades habituales más personales, dando como resultado una visión subjetiva del mundo y de los elementos cotidianos que forman parte de éste.

Abad ubica el inicio de su ciclo “artimensor” en la pieza ST (a Dàmocles) (1992), un objeto en forma de columna de navajas afiladas que provienen de Solsona. A partir de este “ensamblaje”, Abad encontró otro elemento parecido en los metros de carpintero tradicionales, generalmente de color amarillo con indicaciones milimétricas, que se desdoblan a conveniencia. Esta característica del objeto empleado le llevará a realizar una serie de piezas como el cubo extensible, multiplicable (1 m3) y otras flexiones y despliegues de la escala humana (Size of Herself i Size of Myself).

En seguida, este metro-patrón se convirtió en un procedimiento de medida de conceptos y acciones relacionadas con el arte que han cristalizado en piezas sobre la medición del ego y la “sublimidad” del arte (Size of Sublime), la interferencia en una exposición colectiva (En la mesura del possible) o en un museo de primer orden (El Prado métrico), o que han dado pie a proyectos de intervención en el espacio público así como sobre elementos comunes de orden arquitectónico o urbanístico (Emergency Measures).

Otro elemento de medida que el artista ha utilizado de manera recurrente es el “palmo” o el “pie”, medidas que, aunque parten de elementos antropomórficos, se han convertido en universales. La obra Mesures menors (1994) es un ejemplo. La instalación está formada por una proyección en bucle continuo, donde una mano traviesa el encuadre de la imagen extendiendo y contrayendo los dedos en un gesto de palmeo medidor. Por otro lado presenta una fila de manos y palmos en aluminio, a partir de moldes extraídos de la mano del artista, como un despliegue escultórico de la misma secuencia proyectada. Finalmente, un texto luminoso narra las acciones realizadas a lo largo de un día por el artista: “La distancia recorrida al despertarme, levantarme, mear, ducharme, lavarme los dientes, vestirme, entrar en la cocina, preparar la cafetera, acercarme el café a los labios, salir hacia el quiosco, agacharme a recoger el periódico, pagar a la quiosquera, leer los titulares de vuelta a casa, introducir la llave en la cerradura, abrir la puerta, dirigirme a la butaca, sentarme a leer la letra impresa, pasar una página, pasar otra…”

La exposición también cuenta con la pieza Últimos deseos (1995), que nos muestra a un funámbulo que se mantiene en equilibrio sobre un corto trecho de cuerda que recorre tambaleante, avanzando y retrocediendo una y otra vez, como si dudara en seguir hacia adelante. Eugeni Bonet escribe: “Pues nuestro funámbulo no es ningún héroe, sino un saltimbanqui que avanza titubeante, sin avanzar realmente: sabedor del peligro y el riesgo que corre, se halla suspendido en el aire sobre una delgada cuerda. En una línea recta que en realidad es un círculo. Un círculo vicioso. Se sostiene en equilibrio con un trágico y dubitativo onanismo, pero es lícito preguntarse cuándo caerá o se desplomará voluntariamente hacia su destino en el mundo. Como si fuera el protagonista de un drama del absurdo, a la vez que bien cotidiano.”

Así pues, el Nivell Zero como contenedor, como espacio expositivo, se pone al servicio del artista, para que sea repensado y utilizado con la finalidad de explorar más de veinte años de acciones en diferentes formatos: instalación, fotografía, vídeo y programas informáticos.

La exposición ha sido comisariada por Eugeni Bonet, quien ha actualizado y ampliado un texto original de 1995, Pesos y medidas, sobre la obra de Abad. Para la ocasión, además, se han recuperado y digitalizado muchos de los materiales de trabajo y de documentación del artista, con los que se ha editado una publicación, que se presenta en formato digital y que podrá descargarse desde la página web de la Fundació Suñol e imprimirse en línea desde la plataforma Blurb.

 

SOBRE EL ARTISTA
Nacido en Lleida en 1956, vive en Barcelona. Es licenciado en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona en 1979 y European Media Master por la Universitat Pompeu Fabra en 1997. Después de trabajar con escultura, fotografía y video expandido se centra en internet, que es el entorno actual de su práctica.

Entre 2004 y 2014 centra su actividad en la realización de proyectos de comunicación audiovisual en www.megafone.net, a partir del uso de teléfonos móviles por parte de grupos en riesgo de exclusión en Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, México, España, Suiza, Estados Unidos y el Sahara argelino.

En octubre del 2014 inicia en la Academia de España en Roma el desarrollo del proyecto www.blind.wiki, un prototipo de red ciudadana en Internet concebido para personas ciegas y con baja visión. Los participantes utilizan teléfonos móviles para realizar registros de audio geolocalizados de sus experiencias cotidianas en la ciudad, que son siempre accesibles en las calles, reflejando el paisaje urbano tal como lo experimentan las personas con diversidad visual. El proyecto fomenta la creación colaborativa de una cartografía pública sensorial, y se realizó en 2015 en Sídney, en Berlín y Breslavia en 2016, y en Venecia en 2017.

Ha participado en las siguientes bienales: Venecia, Italia 1999 y 2017; Lima, Perú 1999; Sevilla, España 2004 y 2008; Mercosul Porto Alegre, Brasil 2009; Curitiba, Brasil 2013 y Berlín, Alemania 2016.

En 2006 recibió el Premio Nacional de Artes Visuales de la Generalitat de Cataluña y el Golden Nica Digital Communities del Prix Ars Electronica en Linz, Austria.

Comentarios

"Lo último en #Arte en Cataluña"

Ir