Avelino Sala presenta “The Global Symbol” en el Centro Niemeyer

"en #Arte en Asturias/Exposiciones"
 Utopía y distopía; local y global; icono y anti-icono; acción y resistencia… La exposición “The Global Symbol”, del artista asturiano Avelino Sala y comisariato por Fernando Gómez de la Cuesta, ha sido producida por el Centro Niemeyer, encuentra su lugar en la Cúpula del Centro y toma la forma de una instalación site-specific que aborda cuestiones complejas como estas que remiten al momento actual que vive la humanidad. La exposición se podrá visitar hasta el 17 de junio de 2018.

A través de cerca de una veintena de obras escultóricas, fotográficas, instalaciones,neones, vídeos…, Sala se cuestiona la realidad actual y, en palabras del comisario de la exposición Fernando Gómez de la Cuesta, “se hace fuerte en un momento de desconcierto de desazón, abre los ojos y trata de abrírnoslos, plenamente consciente del punto crítico en el que andamos sumidos, en ese continuo ir y venir entre las expectativas de la utopía y el flagrante choque de la distopía, entre la realidad, la verdad, la mentira y la incertidumbre”.

Esto se pone de manifiesto en obras como “Museo arqueológico de la revuelta”, una reflexión sobre la memoria personal y colectiva en la que se muestran en vitrinas de archivo una serie de piedras recogidas en diferentes países en los que estallaron manifestaciones y protestas, como en Armenia, México, Tailandia, Turquía o España (con el movimiento de protesta del 15M).

Dos de las piezas expuestas son neones de grandes dimensiones: “El enemigo estádentro, disparad sobre nosotros” y “Love among the ruins”. Con la primera de ellas Avelino Sala trae al presente la famosa frase del asalto al cuartel de Simancas, en Gijón, por parte del Frente Popular durante la Guerra Civil Española. Años más tarde el edificio recuperaría su uso original como colegio y allí Sala leería durante años esta frase en sus paredes. Así, esta obra está vinculada a lo personal, lo familiar, lanostalgia, el crecimiento, lo paradójico, lo ambiguo…

Por su parte, “Barricada”, una escultura de libros lacados en blanco, es una pieza que muestra una metafórica trinchera cultural, una barricada, desde la que la sociedad debe resistir los embates de los tiempos actuales. Sala se plantea así, irónicamente, cómo se puede tomar una postura crítica de cuestionamiento y oposición a la realidad.

Si bien todas las obras dialogan en mayor o menor medida con la Cúpula ideada por Oscar Niemeyer, en algunas, como en “Utopía distópica”, por ejemplo, esta relación íntima entre contenido y continente adquieren una especial relevancia. En “Utopía distópica” varios sticks de hockey con inscripciones de novelas distópicas simulan el apuntalamiento de la escalera helicoidal de la Cúpula del Centro Niemeyer. De esta forma, un elemento contundente y amenazante, aunque concebido para un fin lúdico, se torna esencial para un elemento arquitectónico empleado por Niemeyer como símbolo de una arquitectura utópica.

Comentarios

"Lo último en #Arte en Asturias"

Ir