Por el buen camino, comisariada por Antonio Lobo, en Slowtrack

"en Coleccionismo/Galerías"

Slowtrack pone en marcha una nueva iniciativa en la que da voz a los coleccionistas. Como figura fundamental del sistema artístico, cada coleccionista aporta unos criterios, un interés por el arte y una perspectiva singular y dirigida a conseguir una colección estable y definida.

Bajo esta consideración, la propuesta de Slowtrack (Cañizares) consiste en programar una serie de exposiciones en las que el coleccionista se convierte en comisario de las mismas, aportando su particular mirada.

La primera de estas exposiciones se presenta en este otoño de 2015 con la propuesta curatorial de Antonio Lobo, a quien Eduardo Hurtado describe así: “Antonio es coleccionista, mamífero, bípedo y residente en Madrid. Se ha convertido en un personaje a tener en cuenta dentro de la escena del arte contemporáneo de nuestro país, simplemente con el hecho de que todos sabemos como funciona su vida privada gracias a las redes y nos inunda de su pasión por comprar arte. Su pequeña -pero me atrevo a decir que coherente- colección es un ejemplo de como la clase media puede hacerse en su casa con un trozo de una época. Una colección es un espacio, una mirada, que es doble porque contiene parte del gusto de quien adquiere y parte de las cosas que ocurren en un momento concreto.

Por el buen camino es el título de la muestra en la que participan El Banquete, Olalla Gómez, Nuria Güell, Teresa Margolles, Eugenio Merino, Noaz, Concha Pérez, Paula Rubio Infante, Avelino Sala, Andrés Senra y Flox-6×8. La muestra se podrá visitar hasta el 15 de enero de 2016.

A mi abuela Carmen.

“Por el buen camino”, esa frase que mi abuela me repetía cuando mis acciones iban en aquella dirección que ella esperaba, debió quedar grabada en mi consciente a fuego, porque me asalta cada tanto cuando mi mirada descubre trabajos de artistas que usan su arte como herramienta de transformación social, asumiendo la tarea de poner en cuestión todo aquello que nos rodea.

El análisis y la percepción de esa realidad tamizada a través de la sensibilidad de cada uno de ellos genera piezas que, tras un primer vistazo y atraídos por la belleza de las mismas, nos obligan a acercarnos aún más a ellas, para, sorprendidos, descubrir al mirar en detalle aquello que las mismas esconden, un buen puñetazo en el estómago. Siempre pensé, y sigo pensando, que el arte debe servir no sólo para cambiarnos a nosotros mismos, sino también para cambiar el mundo que habitamos, una idea utópica tan maravillosa como irreal.

De esa forma de entender el arte dan cuenta los diez nombres seleccionados en una labor curatorial basada en la admiración, el respeto, la proyección histórica de los trabajos, y la amistad, sobre todo la amistad con los mismos. Trabajos que muestran además las muy diversas aristas desde las que se puede llegar al objetivo antes mencionado. Desde la violencia explícita de las piezas de Teresa Margolles al humor más cáustico, capaz de motivar incluso demandas, de Eugenio Merino. De la agresiva ruptura con los paseos cotidianos frente a mensajes gráficos dejados por Noaz en las calles de Madrid, a las intervenciones sobre las fachadas de entidades bancarias de Andrés Senra. De los trabajos de investigación de el colectivo El Banquete, a las rudas y bellas piezas de Olalla Gómez o Paula Rubio Infante que golpean la conciencia. De las acciones “guerrilla” de la anárquica Nuria Güell a la reinterpretación irónica, y lectura adelantada a su tiempo, de las piezas de Avelino Sala, o las sobrecogedoras fotografías de Concha Pérez, sin olvidar las acciones del colectivo Flox 6×8. Todas incluyen un auténtico llamamiento a la desobediencia social.

La exposición Por el Buen Camino. 10 artistas, 20 obras y una acción flamenco social, debe ser entendida como un paseo catártico, como un dejarse golpear para salir siendo diferentes de las salas, de la galería reconvertida en laboratorio social. Diferentes en el mirar y en el ser. Más ciudadanos, más amantes del arte, más coleccionistas, más sociedad bien intencionada.

Salud.

Antonio Lobo

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

"Lo último en Coleccionismo"

Ir