Carlos Nunes se pregunta And if things lie to us? en su primera individual en Madrid

"en Exposiciones/Galerías"

And if things lie to us? | Carlos Nunes
Ponce+Robles
22 oct – 3 dic 2016


Carlos Nunes expone por primera vez en España de manera individual en la galería Ponce+Robles. A través del color y la luz, el artista brasileño explora la imposibilidad de aprehender la realidad en toda su complejidad apelando a la percepción del espectador. Hasta el 3 de diciembre.

Vista de la exposición And if things lie to us? de Carlos Nunes en Ponce+Robles. 2016
Vista de la exposición And if things lie to us? de Carlos Nunes en Ponce+Robles. 2016

La obra de Carlos Nunes parece un intento de captar el misterio de los objetos cotidianos. Cuando los consideramos independientes a su nombre, función o contexto habitual; ¿cuál es la forma de abordar sus otros significados posibles y descubrir las relaciones silenciosas entre ellos? A falta de respuestas únicas, el artista brasileño utiliza continuamente métodos lúdicos para inducir nuevas formas de aprehender y organizar estos objetos de uso cotidiano, insistiendo en la solución del enigma sin ningún fin de orden oculto del mundo. Entre sus criterios privilegia su praxis – a saber, en su reciente trabajo exhibido en esta exposición, – las escalas de luminosidad y, por extensión, la gradación de colores.

El Disco de Newton es un ejemplo emblemático de los ejercicios empíricos de Nunes. Como indica el título, el artista reproduce el experimento de Newton, pero, en lugar de utilizar un disco dividido en siete segmentos de color (de acuerdo con el espectro del arco iris) el artista muestra siete artículos en un círculo en los siguientes colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta. A medida que el dispositivo empieza a girar los colores no se desvanecen enteramente en blanco, como es el caso del aparato original de Newton. En el video del artista, los objetos de color se disuelven progresivamente en formas psicodélicas y las siluetas se deforman entre sí en constante movimiento. Como si fueran persistentes dudan si permanecer invisibles o salir de este flujo incesante. Más que un postulado de la naturaleza científica del color como parte del espectro de la luz, las piezas de Nunes examinan cómo nuestra percepción y comprensión de los objetos puede ser modificada por las condiciones en las que se representan. En cierta medida, este es también el caso que encontramos en Esculturas Coincidentes Lumen, en la que se asocian objetos aparentemente no relacionados en el espacio de la exposición. La razón por la que el artista yuxtapone estos objetos en composiciones arbitrarias se revela en unas fotografías en blanco y negro de las mismas disposiciones. Los diferentes elementos presentan una tonalidad similar de gris, lo que indica que, a pesar de su naturaleza heteróclita, sus colores comparten un mismo grado de luminosidad. La función de los objetos parece repentinamente menos importante que su condición de receptáculos de color y la luz.

Vista de la exposición And if things lie to us? de Carlos Nunes en Ponce+Robles. 2016
Vista de la exposición And if things lie to us? de Carlos Nunes en Ponce+Robles. 2016

Naranja 03 reitera esta concepción y enfoque de los objetos cotidianos. Nunes presenta una escultura de arcilla en la forma de naranja de tamaño real, al lado de una serigrafía de una amplia gradación de matices de color naranja. El título y la serigrafía inducen al espectador a comprender de inmediato la pieza como una referencia a la fruta. La sugerencia artificial e incolora de su forma, podría también aludir a cualquier otro elemento esférico. El artista crea así una situación extraña que niega, pero al mismo tiempo refuerza la idea de la fruta, cercanamente identificada con su color. En un ejercicio similar, en Chromo redundancy, el artista proyecta una fotografía de un limón en una pared pintada en el mismo color. Superponiendo el pigmento del material en la pared a la imagen proyectada sobre el color amarillo en él, el artista nos presenta un pleonasmo cromático en el que ¿¿la cal/la lima?? parece perder su calidad como un objeto singular que casi se funden en la superficie de color amarillo uniforme. De hecho, la mayor parte de las piezas de Nunes sugieren, en primer lugar, que los diversos elementos que utiliza son parte de un cuadro más grande. Al mismo tiempo que se integran en un todo indivisible, en realidad nunca pierden por completo su individualidad. Silly and pretentious drawings on light and tim, es una serie de composiciones abstractas, que se caracterizan por una progresión de tonos de grafito, desde el tono más brillante al más oscuro. Este efecto de gradiente es el resultado de la acumulación de capas de grafito acuarelable en alguna vez la reducción de parcelas de la superficie. Considerándolos a la vez, los diferentes dibujos dan la impresión de una transición suave y continuada en su gradación de luminosidad, pero con una mirada más cercana, cada matiz se separa el uno del otro.

Muchos filósofos se han ocupado de esta dialéctica entre una unidad intrínseca y multiplicidad, pero la visión del mundo de Rudolf Steiner podría contribuir a la lectura de la obra del Nunes. De hecho, él concibió la realidad como una unidad indivisible, pero que debe ser segmentada para ser perceptible y palpable a nuestros sentidos, así como comprensible para nuestra mente. En cierto modo, la respuesta de Carlos Nunes a los estímulos incesantes del mundo es analizar y catalogar los objetos y elementos por medio de sus cualidades cromáticas y luminosas. Pero a medida que (re)formula esta contradicción existencial en sus dibujos, serigrafías, fotografías y ensamblajes carentes de significado funcional o narrativo, también apunta a la imposibilidad de aprehender la realidad en toda su complejidad. Tal vez porque su significado no reside tanto en la materialidad y la situación de los objetos mismo, si no en su percepción por un espectador.

Vista de la exposición And if things lie to us? de Carlos Nunes en Ponce+Robles. 2016
Vista de la exposición And if things lie to us? de Carlos Nunes en Ponce+Robles. 2016

Notas sobre Carlos Nunes

En la obra de Carlos Nunes (São Paulo, Brasil, 1969) hay un modus operandi reconocible que impregna todo el trabajo del artista, articulado en estrategias creativas que difieren sutilmente, y sin embargo, están claramente relacionadas. El método más frecuente es la combinación de algunos materiales que se agotan completamente en un largo proceso articulado. Las distintas series que ha hecho hasta ahora le llevan a potenciales infinitos de esta manera de mirar el mundo, al tiempo que provocan una incertidumbre respecto al lugar en el que el trabajo se encuentra localizado. Ciertamente, el trabajo no puede ser considerado una escultura en el sentido convencional del término, ya que los objetos sólo se muestran en sus imágenes fotografiadas. Además, el valor de las imágenes proviene de tratarse del registro de una acción, así como es evidente que la escultura a la que hace referencia en el título no existe físicamente sino que solo se trata de una idea. En otras palabras, el elemento principal del título es en realidad tan solo una posibilidad, y el trabajo tiene como objetivo hacer esa posibilidad tangible través de la escultura. A pesar de que sus obras siempre tienen un atractivo visual notable, lo que de hecho las caracteriza no es el aspecto formal, sino la manera en que las formas se construyen o, para decirlo con mayor precisión, la manera en la que se imaginan, se planean y finalmente se aceptan, sin retoques, tal y como son. En este sentido , se podría decir que su producción implica esencialmente concebir y realizar las obras de arte usando un enfoque cuasi – científico, como si cada dibujo, escultura o instalación fuesen, en realidad, un experimento para ser verificado empíricamente, un teorema para ser demostrado o, más simplemente , algo que aún no se ha descubierto o inventado.

Carlos Nunes es licenciado en Artes Visuales en la Fundação Armando Álvares Penteado (FAAP, São Paulo). Ha estudiado así mismo en la Saint Martins School of Arts de Londres. En 2005, se trasladó a Buenos Aires, donde vivió y trabajó durante 3 años. Sus exposiciones mas importantes incluyen Triunfo das cores, amor e música, sobre os maldosos azuis (Centro de Cultura Britânica, São Paulo, 2010; Prêmio Cultura Inglesa), Até o fim (MAC Curitiba, 2009) y Amarelo (Espaço Laika, São Paulo, 2011). Ha participado también en las exposiciones colectivas Abre alas (Galeria a Gentil Carioca, 2012), Fidalga no Paço (Paço das Artes, 2010), Entre tempos (Carpe diem, Lisboa, 2009), Em torno de (Funarte, São Paulo, 2009), Paralela (Centro Cultural Borges, Buenos Aires, Argentina, 2007). Ha tenido residencias en Pivó/Ranchito en Matadero (Madrid, Spain, 2014) y en Tokyo (Japan, 2015). En 2013 tuvo su primera exposición individual en la galería de Raquel Arnaud, Modus Operandi, (São Paulo, Brazil). En 2016 participó en la exposición colectiva Tomar posición en la galería Ponce+Robles de Madrid, así como realizó la exposición individual A luz (nublada) no museu, comisariada por Fatima Lambert en el Museu Nacional Soares dos Reis, en Porto.

Comentarios

"Lo último en Exposiciones"

Escucho un río seco

Escucho un río seco Juan Fontaíña comisario: Francisco Porto La Doce (Boiro)
Ir