Conversando con Carla Andrade

"en Entrevistas/Investigación/Opinión"

Entrevista a Carla Andrade


Tres líneas sobre Carla Andrade

Carla Andrade (Vigo, 1983). Artista visual que mediante la fotografía, el vídeo, el cine y la instalación, plantea su propio lenguaje-realidad partiendo de la eliminación y la negación para, desde una experiencia directa y sin carga directiva, situarse en una suerte de posición de resistencia frente a la dictadura de las estructuras y patrones preestablecidos.

Carla Andrade
_ ¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

Ambiguo.

_ ¿Podrías explicarte…?

Es imposible describir el arte contemporáneo en una palabra, dependería del contexto desde el cual se aborde. Asimismo, es difícil darle una definición concisa, creo.

Por una parte, la más obvia e ingenua pero también la más precisa, es la de que el arte contemporáneo es el arte que se hace en la contemporaneidad. Respecto a esto, y en palabras de Harold Rosenberg, el arte “actual” se caracterizaría en que se des-define, es decir, pierde su definición, y se des-estetiza, es decir, pierde sus componentes estéticos, entendidos como universales, de placer y belleza. Otra peculiaridad sería que el arte contemporáneo ya se puede pensar filosóficamente…

Por otra parte, es experiencia, conocimiento, reflexión y/o creación de mundo… Pero el arte contemporáneo también es mercado, es negocio y en este sentido conforma una parte activa dentro del engranaje del sistema capitalista, así que también esclaviza, en cierto modo.

Desde una perspectiva más subjetiva, el arte es experiencia, lenguaje y pensamiento. Nace como una resistencia frente a las estructuras prefijadas y para redimirnos del estado de sonambulismo en el que nos encontramos.

(Y es muchas otras cosas…)

_ ¿Quién decide qué es arte?

A nivel real y práctico, digamos, de cara a la sociedad general, el poder (en su sentido más amplio). A nivel de legitimidad, el artista. Aunque hoy en día, y en relación a lo comentado en la anterior respuesta, la pregunta sería, en vez de si algo es o no arte, por qué ese algo es arte. Planteándolo así, creo que se haría más evidente e incontestable quien debería decidirlo.

_ ¿Qué encargo te gustaría recibir?

No me gusta recibir encargos. El arte no debería encargarse.

España es un país con una tradición muy arraigada de tapiar siempre las puertas a “lo otro” y moverse en círculos endogámicos de “lo conocido” y esto se traslada a todas las esferas.

_ Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

Me gusta cuando me hacen descubrir cosas nuevas de mi trabajo de las que no era consciente.

_ Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…

Básicamente los artistas, pero muchos otros también. No puedo decir uno.

_ ¿De qué artista te gustaría tener una obra?

No tengo un especial interés en la propiedad de obras de arte. Me siento totalmente satisfecha con poder disfrutarlas y/o pensarlas aunque no me pertenezcan. De todas formas, en el supuesto de tener que adquirir, creo que optaría por artistas que me interesan de mi generación.

_ ¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

En términos absolutos, es precario, disgregado e ignorante. España es un país con una tradición muy arraigada de tapiar siempre las puertas a “lo otro” y moverse en círculos endogámicos de “lo conocido” y esto se traslada a todas las esferas. No creo que haya un sistema compacto, fuerte e interconectado. Igualmente, sí que creo que existen casos de compromiso y seriedad que casi siempre vienen de la mano de las nuevas generaciones, así que no he perdido la esperanza del todo. Y en cuanto a los artistas, creo que hay mucho talento y bien hacer en España.

En cualquier caso, yo trato de apartarme todo lo que puedo, para no caer en esa ceguera que produce vivir en un “micro mundo”, para estar así en contacto con “todos los mundos” y no olvidarme de que las cosas pueden ser de muchas maneras.

_ ¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

Refleja la sociedad actual española sí. Mirando siempre para su ombligo y midiendo todo a través de su propio rasero.

_ ¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

Depende. Se cofunden, creo, muchas cosas todavía dentro del arte. También se trastoca mucho la palabra “mensaje”.

_ ¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo y cuál es la posición del coleccionismo?

No soy la persona más adecuada para analizar estás cuestiones. Además, la palabra mercado me produce cierta aversión ya que lo mercantil requiere de ciertas prácticas que se salen de lo que, éticamente, considero correcto y deseable tratándose de un bien tan singular como es el arte. En cualquier caso, es exiguo y marginal, lo que tiene sentido analizando el sistema artístico español. Hay muy pocos “clientes” de arte y no solo me refiero a “compradores”, puesto que el coleccionismo es un colectivo prácticamente inexistente en España.

_ Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…

Tal y como esta planteada la estructura artística actualmente, ambos son indispensables. Otro asunto sería nombrar los que aportan al desarrollo de esta y los que la contaminan. No podría decir solo una, ni de un bando, ni del otro.

_ ¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

No estoy muy próxima al mundo del comisariado. Pero me interesan más las líneas que se siguen dentro del comisariado independiente y joven, entendiendo por joven, fresco y desprejuiciado. Aún así, considero que la figura del comisario no está exenta de controversia en muchos casos (no todos). Controversia que viene acompañada de todas las connotaciones negativas que trae consigo el propio concepto de “mediación”. Y tampoco se libra de caer, a veces, en ese conservadurismo español, que comentábamos antes, de moverse en los  “círculos conocidos”.

_ ¿Qué supone hoy la crítica?

La verdad es que, como artista, ese “servicio” lo suelo extraer de otros artistas. Por otro lado, me da la impresión de que el papel del comisario está cobrando protagonismo en este sector. Aún todo, creo que es una figura interesante en ciertos contextos.

El ideal sería, primero, educar, por supuesto, pero también crear individuos (espectadores) emancipados que no se establezcan en la pasividad a la que nos tiene acostumbrada la cultura del entretenimiento.

_ ¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

Que el arte es resistencia.

_ A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender… ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Es obvio que, el motivo de que no se “entienda”, es por la falta de herramientas y el desconocimiento del lenguaje, y cuya causa fundacional proviene de una educación insuficiente, pobre y que considera el arte una materia inservible. Además de que los conductores de la opinión pública, los medios, no ayudan en esta tarea.

La producción y la recepción del arte sufrió un fuerte paroxismo en el último siglo. En este “fin del arte”, como diría Danto, se rompieron las narrativas maestras. Pero las sociedades tienden a ser conservadoras, es decir, tienden a aferrarse a las estructuras consolidadas por el simple hecho de serlo, sin cuestionarse si está bien o mal, si tiene sentido o no. Por eso, tendemos a valorar más en la distancia, en el pasado, confiamos en lo “de toda la vida”. Así, teniendo en cuenta que la narrativa del arte ha cambiado mucho en el último siglo, y que el sistema de mercado en el que vivimos nos lleva cada vez más a una especie de neoracionalismo; no queda hueco para el arte, analizado en términos de rentabilidad y funcionalidad.

Además, la tendencia del supuesto desarrollo social es el lograr esforzarnos cada vez menos y hacerlo todo en el menor tiempo posible. Partiendo de esto, también creo que el espectador debería tener un papel más activo, más despierto. El ideal sería, primero, educar, por supuesto, pero también crear individuos (espectadores) emancipados que no se establezcan en la pasividad a la que nos tiene acostumbrada la cultura del entretenimiento.

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

"Lo último en Entrevistas"

Conversando con Anna Dot

Anna Dot (Vic 1991)Hago cosas con palabras. A veces también escribo.Tantas herramientas para
Ir