Conversando con Álvaro de los Ángeles

"en Entrevistas/Investigación/Opinión"

Álvaro de los Ángeles. València, 1971
Escribo, imparto cursos y conferencias, comisarío exposiciones y programo cultura contemporánea. He sido Subdirector de Actividades y Programas culturales del IVAM.

_ ¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

Transformador

_ ¿Podrías explicarte…?

Si el arte que se realiza en la actualidad no apunta hacia una dirección que indique novedad, transgresión, cambio, relectura, a lo mejor no debiera llamarse contemporáneo. No se es contemporáneo por el hecho de ser coetáneo a una época, en este caso la actual.

_ ¿Qué libro has leído últimamente?

“Ordesa” de Manuel Vilas y “El entusiasmo”, de Remedios Zafra

_ ¿Con qué personaje te gustaría tomarte un café?

Con Walter Benjamin

_ ¿Quién decide qué es arte?

El artista. Otra cosa es que eso que hace, después interese al público, a la crítica, al mercado…

_ ¿Qué encargo te gustaría recibir?

Leer libros para después comentarlos.

_ Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

Hace poco he dejado mi cargo de Subdirector de Actividades y Programas culturales en el IVAM. Mucha gente ha agradecido el trabajo realizado durante casi 4 años. Además, también bastantes me han dicho que era valiente y coherente por dejar un cargo que ya no me motivaba.

_ Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…

Sonia Martínez, como responsable de actividades de Bombas Gens.

_ ¿De qué artista te gustaría tener una obra?

De muchos, pero me conformo ahora con una de Fernando Bryce.

_ ¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

Es un sistema de cortesanos, como otros sistemas y en otros lugares. Los que están ya lo son y una gran cantidad aspira a serlo.

_ ¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

El arte de su tiempo es reflejo de su sociedad, sí.

_ ¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

Yo creo que determinados mensajes son arte, pero no todos. El problema es creer que cualquier mensaje puede serlo.

_ ¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo?

Mal. Por lo que sé de las galerías valencianas, que es un ámbito que conozco bien, se vende poco y mal. En Madrid es donde la actividad comercial se acerca a lo que denominamos un mercado.

_ Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…

Cualquier museo que tenga una verdadera vocación de servicio público. Y cualquier espacio que, siendo privado, sepa que la cultura debe usar códigos abiertos.

_ ¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

Aún perdura una tendencia archivística de lo artístico, pero también ha habido giros educativos y performativos en el modo de comisariar que tienen un largo recorrido por delante.

_ ¿Qué supone hoy la crítica?

Literatura que leen un círculo muy reducido de personas, en especial quienes están muy vinculados a ella, y que sigue escociendo cuando no es positiva. No hemos aceptado aún la discrepancia como algo consustancial al mundo del arte y la cultura. Sólo supone eso, pero es mucho más. Es la posibilidad de generar una distancia entre quien opina y aquello analizado que puede permitir un avance estético.

_ ¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

En Valencia se ha regenerado la cultura contemporánea con el reflote del IVAM, la aparición de Bombas Gens y la aportación del Centre del Carme. El MUVIM aún no se ha encontrado a sí mismo, y el EACC necesita recuperar un camino que perdió. En Alicante, sólo con el MACA y Las Cigarreras no hay suficiente, pero están ocupando un lugar decisivo.

_ A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender…

Tampoco yo entiendo muy bien los textos legales y aún peor la información científica. Todo exige un esfuerzo por más que el arte, predominantemente, hable con imágenes. Leer las imágenes en la actualidad es una gran reto y se puede convertir en un aprendizaje continuo.

_ ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Importante, pero a mí no me parece tan decisivo como se quiere vender. La cultura contemporánea no tiene porqué ser de consumo masivo. Lo que es importante es marcar bien las líneas a seguir, que se pueda trabajar a medio y largo plazo y que se puedan ver los resultados.

Comentarios

"Lo último en Entrevistas"

Conversando con Marta Galindo

Marta Galindo (Cádiz, 1993) Artista plástica y cofundadora-comisaria del proyecto artístico Algo
Ir