Conversando con Federico García Trujillo

"en Entrevistas/Investigación/Opinión"

Federico García Trujillo (La Laguna, 1988). Propongo un proyecto holístico en torno a las posibilidades contemporáneas de la pintura y el dibujo. 

Mi trabajo se sitúa entre la construcción de pensamiento y la investigación formal de los materiales, explorando territorios que van desde la propia historia de la pintura, la memoria, el análisis documental o las sinergias entre arte y música.

Últimamente compagino mi práctica artística con trabajos esporádicos como montador para TEA Tenerife Espacio de las Artes.

_ ¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

Contexto

_ ¿Podrías explicarte…?

Desde mi punto de vista, el arte contemporáneo surge cuando un grupo de personas o agentes  se pone de acuerdo en torno a lo que debe ser denominado como arte. Estas decisiones se legitiman a través de espacios expositivos, ya sean físicos o digitales.

_ ¿Qué libro has leído últimamente?

“Teoría de la retaguardia” de Iván de la Nuez. Aunque, que me haya gustado mucho, “Después del rock. Psicodelia, postpunk, electrónica y otras revoluciones inconclusas” de Simon Reynolds. De novela, el último que me enganchó fue “Hablando del asunto” de Julian Barnes.

_¿Con qué personaje te gustaría tomarte un café?

Es un poco cursi, pero siendo sincero, me haría mucha ilusión tomarlo con Ana Fernández-Villaverde, de “La Bien Querida“. O Jota de “Los Planetas”. Llevo muchos años escuchando su música mientras pinto y siguiendo su carrera. Tendría muchas preguntas.

_ ¿Quién decide qué es arte?

Creo que todo el mundo puede decidir que es arte o que no es arte. Sin embargo, hay agentes concretos (coleccionistas, comisarios, jurados,…) que con sus decisiones pueden ofrecer situaciones materiales que ayudan a que un tipo de trabajos funcionen como arte y sobre todo que sus autores puedan continuar produciendo.

_ ¿Qué encargo te gustaría recibir?

Hace poco me ha salido una exposición individual con una galería de Madrid y la verdad que me ha hecho bastante ilusión. Me interesa empezar a ir a ferias y trabajar más desde lo privado.

En un mundo ideal, me gustaría que me encargasen una exposición con un presupuesto que me permitiese vivir holgadamente y contratar colaboradores, tanto para investigar como para formalizar, durante un periodo largo, dos años o así, y poder presentar un buen proyecto expositivo y salir del bucle cortoplacista.

_ Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

Me gustó mucho una respuesta de un amigo. Le comenté que tenía dudas sobre como no acababa de tener un patrón que hiciese reconocible mi trabajo, y como eso me afectaba a la hora de la difusión. El me respondió que era reconocible por la obsesión por los detalles y la finura del acabado. Me halagó y tranquilizó bastante.

_ Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…

Yo he trabajado sobre todo en Barcelona y en Tenerife, en ambos sitios creo que hay grandes profesionales.

En Tenerife me vienen a la cabeza nombres como Lola Barrena y Dalia de la Rosa de SOLAR, Néstor Delgado, Gilberto Gonzáles, Israel Pérez y María Requena, Beatriz Lecuona y Óscar Hernández, Juan Carlos Batista, Fernando y Richard de Bibli, Frasco Pinto

Dentro de Barcelona, me gusta especialmente como trabajan de comisarios David Armengol, Gisela Chillida y Frederic Montornés.

En Barcelona hay muchísimos artistas buenos: Jan Monclús, Aldo Urbano, Pere Llobera, Rasmus Nilausen, Mercedes Mangrané, Enric Farrés, Marc Badía, Ariadna Guiteras, Claudia Pagés, Antoni Hervás, Laura Llaneli, Antonio R. Montesinos, Eva Fábregas, Patricia Dauder, y muchos más que seguramente olvido.

Conozco muy poco el contexto Madrid, pero me gusta mucho como trabajan en el estudio Mendoza: Miguel Marina, Ana de Fontecha, Mar Cubero,…

_ ¿De qué artista te gustaría tener una obra?

Creo que me haría mucha ilusión tener un cuadro de Kayie Donachie.

_ ¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

Yo he vivido sobre todo el sistema de arte joven, las becas y los concursos, creo que hay cierta desconfianza de las instituciones hacia los artistas, y de ahí la obsesión por el proyecto cerrado. Es un sistema que tiene sentido hasta los treinta años, vas haciendo cv y ganando más becas y residencias, pero acabas produciendo un tipo de proyecto que tiene difícil encaje en las galerías, que probablemente es lo que te de comer una vez pasados los treinta, a no ser que tengas un trabajo paralelo. Me parece un poco mezquino pasarte 8 años haciendo dossiers en modo funcionario para acabar compaginando con un trabajo full time. No sé, supongo que no existe la formula ideal que se adapte a todos los tipos de artista.

_ ¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

Bueno, la precariedad es algo que rodea a mi generación, así que imagino que esto se traslada de manera más contundente al arte joven.

_ ¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

Yo creo que no se puede crear un arte que no diga nada, siempre acaba emitiendo significados.

_ ¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo?

El mercado que he vivido es muy local, nunca he vendido en ferias. Por el instagram o en exposiciones si que lo he visto. Yo creo que si que hay “mercado”, muy débil eso si y en el caso de artistas jóvenes a unos precios por debajo de coste, salvo algunas exepciones.

_ Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…

De institución pública me quedaría con La Capella de Barcelona, que acaba de cumplir 25 años ayudando a la profesionalización y consolidación de la escena artística de la ciudad. 

Y de un espacio privado, he de reconocer, que Bibli en Tenerife, que han conseguido mantener un nivel muy alto de exposiciones y sostener una comunidad local de público, en un territorio hostil, como es la isla.

_ ¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

La verdad que de esto no puedo hablar con mucha seguridad, ya que nunca me he dedicado al comisariado en serio. Si que identifico tendencias y modas dentro de los artistas, pero no sé, yo siempre he ido un poco a mi bola.

_ ¿Qué supone hoy la crítica?

Creo que los textos teóricos y las reflexiones a partir de exposiciones, son ejes esenciales para un sistema artístico sano. Me preocupa que el papel de la crítica acabe delegado a la crítica informativa o periodística, aunque creo que la precariedad del sistema artístico español, no permite posiciones contundentes o radicales, ya que al final acabamos en peleas poco constructivas. También me preocupa que se confunda el papel del crítico con la mediación y el comisariado, para mi son tareas que puede realizar la misma persona, pero diferentes a la hora de aportar valor al contexto arte. Un texto bien argumentado puede liberar energías creativas que hasta ese momento estaban contenidas.

_ ¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

¡Muchísimas! En las islas han abierto nuevos espacios; Fundación Canaria para la Pintura, Galería ATC. Cada vez parece que hay más publico y gente interesada, creo que Instagram ha ayudado mucho, aunque también ha producido una mirada epidérmica y aceleracionista del arte.

_ A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender…

Creo que esto es un problema de la mediación por parte de los museos y de un trabajo de base. La mayoría de personas de mi círculo son consumidoras de arte, así que probablemente esté desconectado de esa mayoría de la que hablas, y no pueda hablar con contundencia.

_ ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Creo que estamos en un momento muy prosumer, desde mi punto de vista la mayoría de personas consumidoras de arte contemporáneo son productoras de algún modo, sin hablar del trabajo bidireccional que hacemos en las redes. Yo tengo una teoría un tanto loca en la que me imagino que las universidades españolas funcionan más como una fábrica de público-productor especializado, que exclusivamente de productores.

Comentarios

"Lo último en Entrevistas"

Conversando con Anna Dot

Anna Dot (Vic 1991)Hago cosas con palabras. A veces también escribo.Tantas herramientas para
Ir