Conversando con Jan Monclús

"en Entrevistas/Investigación/Opinión"

Jan Monclús (Lleida, 1987.) Estudió Bellas Artes en la Universidad de Barcelona.  Sus trabajos parten de una intención por abordar las posibilidades de la pintura figurativa desde un interés por lo juegos referenciales y una marcada inclinación hacia el accidente en el proceso creativo, algo que confluye en investigar nuevas formas de entender la práctica pictórica. 

El error como punto de partida implica el desarrollo de toda una serie de gestas entre lo absurdo y lo improductivo que le llevan a cuestionar su propia obra y práctica pictórica. Construye su imaginario en relación a los relatos del fracaso y la figura del loser, entendiendo el humor como un recurso de supervivencia que le permite afrontar las distintas problemáticas de la precarización artística.

_ ¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

Salchicha 

_ ¿Podrías explicarte…?

Hubiera dicho “arte-contemporáneo”, pero por no caer en la trampa de la palabra compuesta he dicho salchicha, que viene a ejemplificar la idea de que lo que entendemos por arte contemporáneo no es más que lo que un contexto complejo de de distintos agentes determina y legitima. En mi caso particular, en el momento en que una pintura de una salchicha entró por primera vez en un espacio “legitimado” como una galería o institución pasa a formar parte de las miles de acepciones que pueden definir el arte contemporáneo. 

_ ¿Qué libro has leído últimamente?

Pues estoy con “Fealdad – Una historia Cultural” de Gretchen E. Henderson, que descubrí por casualidad buscando libros por Navidad, y “Bartleby y compañía” de Vila Matas, que me compré en 2014, se lo dejé a una amiga sin haberlo leído y lo he recuperado hace unos meses. 

_¿Con qué personaje te gustaría tomarte un café?

Con Luc Tuymans, aunque creo que me daría mucha caña y me deprimiría. Entonces recurriría a Macaulay Culkin como plan B. 

_ ¿Quién decide qué es arte?

El contexto, aunque en esta pregunta remitiría directamente a lo que contestó Lluc Baños por la amplitud y precisión de su respuesta.  

_ ¿Qué encargo te gustaría recibir?

Me ponen muy nervioso los encargos. Si son muy acotados siento que no estoy haciendo lo que quiero y si hago lo que quiero me come la presión de no cumplir con las expectativas. Me encantaría recibir un encargo en el que me pagaran por adelantado. 

_ Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

Pues una vez otro artista me dijo que mi obra era más profunda y compleja de lo que aparentaba a primera vista. También me han dicho en varias ocasiones que soy un pintor más de cabeza que de manos, lo cual no necesariamente es bueno, pero me gustó porque no pude negarlo. 

_ Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…

Todos los que se dedican a esto y siguen el ritmo teniendo que funcionar a medio gas por tener que trabajar en otras cosas para subsistir. A nivel de espacios e instituciones destacaría DAFO, un espacio (funcionando actualmente como proyecto anexo a La Panera) que dinamiza encuentros y exposiciones con artistas de ámbito estatal desde una ciudad en la periferia de lo artístico como es Lleida, y gestionado por Jordi Antas. Espositivo por acercarse al arte de un modo transversal con su espacio de exposiciones, su escuela-taller y su programa de residencias.

_ ¿De qué artista te gustaría tener una obra?

Así como imposible, me encantaría poseer el cuadro “The Rabbit” de Luc Tuymans. Por lo demás ya tengo algunas obras de colegas y la idea es ir teniendo más. Si se trata de tenerlas en casa me hace más ilusión tener obras de gente cercana que de artistas consolidados a los que no conozco. 

_ ¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

Supongo que para responder con entereza debería ser conocedor de cómo era el sistema antes de aparecer yo en él. Formo parte de la generación que empezó en esto justo en las acaballas de la crisis y todo se nos pintaba muy mal. Veo una generación de artistas jóvenes con  trabajos muy sólidos pero supeditados en su gran mayoría a depender continuamente de becas y convocatorias. Por un lado creo que es necesario que existan este tipo de iniciativas pero no veo con tan buenos ojos la competitividad a la que nos vemos sometidos. Supongo que lo ideal sería que todas las personas que nos dedicamos a esto pudiéramos vivir dignamente de ello, pero por desgracia dista mucho de ser así. Precariedad aparte, creo que sí hay un cambio significativo en cuanto a modos de hacer y pensar las cosas en relación al auge de los new media etc. 

_ ¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

El arte siempre es un reflejo de algo, y hay muchas cosas que se están haciendo hoy que hace 10 años no se veían. Cada generación envejece a la siguiente en cuanto a contenidos, referentes y mensajes. 

_ ¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

Por mensaje me viene a la cabeza la noción de querer promulgar cierta doctrina, con lo cual no coincido demasiado. De todos modos detrás de toda propuesta hay una idea, y todo artista plantea y formaliza estas ideas desde una posición. Así que que detrás de todo artefacto hay un posicionamiento, independientemente de si hay o no mensaje. 

_ ¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo?

Pues en el momento en que hay tanta gente con un trabajo “avalado” por el contexto e incapaces de vivir de ello dignamente, diré que mal. Por lo demás me faltan datos. 

_ Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…

Pues iba a decir otros pero la verdad es que me encanta ir al CCCB. Y como espacio privado cualquier galería que luche por seguir estando ahí.  

_ ¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

Lo que más conozco es lo que tengo más cerca y en su mayoría son propuestas de gente joven que a menudo también son artistas. Yo lo veo como una forma más de crear significados. 

_ ¿Qué supone hoy la crítica?

No lo sé, podría hablar horas sobre qué supone hoy pintar o hacer otras cosas, pero esta no me veo capacitado para contestar, habría que preguntarle a a un crítico. 

_ ¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

Seguro que alguna hay. El premio Ciutat de Barcelona a Halfhouse es una de ellas. 

_ A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender…

Poniendo un ejemplo muy tonto diré que hace años el ciclismo me parecía de los deportes más aburridos que que existen. No entendía cómo la gente podía quedarse pegada a la tele mirando a unos pobres diablos que daban pedales durante horas. Años después empecé a ir en bici y al interesarme por ello vi que dentro de los equipos cada ciclista tiene una función, que hay estrategias en carrera, formaciones concretas dependiendo de como sople el viento y un sinfín de cosas que antes desconocía y que ahora, sabiéndolas, hacen que pueda tragarme una etapa de 3 horas sin aburrirme. Supongo que con el arte contemporáneo pasa lo mismo. Por otro lado, todos nos hemos quedado alguna vez con cara de memo ante una expo, no pasa nada. 

_ ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Muchas veces el público es gente del propio sector, así que no lo sé.

Comentarios

"Lo último en Entrevistas"

Conversando con Anna Dot

Anna Dot (Vic 1991)Hago cosas con palabras. A veces también escribo.Tantas herramientas para
Ir