Conversando con Lluc Baños

"en Entrevistas/Investigación/Opinión"
Foto: Marla Jacarilla

Lluc Baños Aixalà (Barcelona, 1985)
Mi trabajo se mueve principalmente entre la escultura y el dibujo. Me interesan los objetos por lo que dicen sobre cómo nos relacionamos con el mundo y el lenguaje por cómo reconfiguramos el pensamiento y le damos forma. Compagino el trabajo como artista con el de asistente, la docencia y como colaborador de la compañía de artes escénicas Societat Doctor Alonso. Desde 2014 coordino la residencia de artistas y espacio expositivo rural Major 28 en La Floresta, Lleida.

_ ¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra? 

En una palabra no creo que pueda. En dos, sí: arte contemporáneo, que ya es bastante preciso como definición.

_ ¿Podrías explicarte…? 

Define pan en una palabra. Pues eso. 

_ ¿Qué libro has leído últimamente? 

La vida es sueño, de Calderón de la Barca. Se lo tomé prestado a mi compañera de piso y me lo dejé en un avión. Perdón, Inés. 

_¿Con qué personaje te gustaría tomarte un café? 

Con Dios, por supuesto. Los Torreznos serían mi segunda opción.

_¿Quién decide qué es arte?  

Decides tú. Decide la comisaria, el chico del cátering, el director del museo, el patronato, el público, los jurados, Forocoches, los coleccionistas, la crítica, los niños, el técnico del ayuntamiento, los tuiteros, la Audiencia Nacional, las abuelas… Todos tienen un peso e influyen en diferente medida. Tú decides a quien te diriges y a quien escuchas.

_¿Qué encargo te gustaría recibir? 

Hace varios años un antiguo profesor me llamó ofreciéndome acompañarle a Tailandia a esculpir una estatua de mármol de 3 metros de un rey. Nos iban a pagar un dineral por hacer una figura enorme, ostentosa y posiblemente de muy mal gusto de un tirano de otros tiempos en un país lejano, lo cual me pareció un planazo que lamentablemente se fue al traste. Antes de que pudiéramos ir se destapó un escándalo de corrupción y desfalcos varios entre la cúpula militar y los contratistas y ese supuesto dineral resultaron ser miguitas comparado con las cifras que se manejaban realmente. Un rey se quedó sin figura y nosotros sin nuestra parte del pastel. Majestad, sigo esperando esa llamada.

_Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado… 

La abuela de una buena amiga vino a mi primera exposición individual y aunque no recuerdo sus palabras exactas vino a decir algo como “No lo he entiendo, pero sé de qué hablas”.

_ Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente… 

Varios colectivos de artistas en la zona de Barcelona llevan años organizándose tras su paso por escuelas y centros de producción y han creado espacios autogestionados muy dinámicos. Salamina, Fase, Trama34 o La Cera 13, por nombrar algunos. En ese sentido creo que Albert Mercadé desde el Districte Cultural de l’Hospitalet está contribuyendo a crear un tejido artístico activo y accesible dentro de la precariedad en la que se desarrolla todo por estos lares.

_ ¿De qué artista te gustaría tener una obra? 

Quisiera la liebre de Joseph Bueys

_ ¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad? 

Creo que es una lástima cuando se constata que nombres ya consolidados malviven igual que los llamados “emergentes” y que las mayores instituciones racanean igual que los espacios independientes. 

_ ¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual? 

No sabría decirte. Hay demasiada roña en el espejo como para ver nada claro. Especialmente si hablamos de cosas como “sistema” o “sociedad”. No creo que se pueda hablar de palabras tan gruesas con una perspectiva lo suficientemente amplia. 

_ ¿Se está confundiendo el arte con el mensaje? 

Se confunde el arte con sus síntomas, con las formas, los discursos, el contexto, con aquello que lo rodea. Se confunde el agujero del donut con la masa que lo circunda.

_ ¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo?

No tengo demasiada experiencia con el circuito comercial del arte por lo que no puedo dar una visión fundamentada. Sí tengo la sensación de que los artistas vivimos en una suerte de huelga a la japonesa contínua, produciendo cantidad de obras que no tienen salida y haciendo de la huída hacia adelante una forma de vida. 

_ Una institución pública indispensable…, y un espacio privado… 

Las plazas y el hogar.

_ ¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

Me interesan más las pequeñas inquietudes personales de las personas que tengo cerca, por lo que tienen de universal, que las pretensiones de acotar el mundo desde los espacios de arte, aunque me parezca igualmente necesario y enriquecedor.  

_ ¿Qué supone hoy la crítica?

Entiendo la crítica como el tomarse el tiempo necesario en conocer aquello de lo que se habla. Frente al avalancha de opiniones que se vierten por minuto, un texto con dudas y argumentos bien expuestos que sea a la vez explicativo y accesible. Eso o un “zasca” antológico en twitter, que también da mucho gustito.

_ ¿Alguna buena noticia vinculada al arte? 

Creo que ya lo ha dicho alguien antes, seguimos vivos y seguimos trabajando.

_ A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender… 

No es que le resulte difícil de entender, es que siente que le están tomando el pelo. A nadie le gusta que le tomen el pelo. Hay muchas cosas difíciles de entender que no generan rechazo alguno entre el gran público porque desde los principales medios de comunicación se presentan de forma seria. Cuando toca tratar el arte se busca sistemáticamente la polémica fácil de todos lo años en ARCO que echa aún más leña al fuego y perpetúa una visión simplista que refuerza la sensación de circo y de tomadura de pelo. Y para qué vamos a engañarnos, tomarle el pelo y crispar al personal sigue dando grandes resultados a muchos dentro y fuera del mundo del arte.

_ ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Ni idea. Espero que siga viniendo y que nos haga preguntas. Que quiera saber más. Y ya puestos, que lo intente hacer en su casa, que es la mejor forma de conocer.

Comentarios

"Lo último en Entrevistas"

Conversando con Anna Dot

Anna Dot (Vic 1991)Hago cosas con palabras. A veces también escribo.Tantas herramientas para
Ir