Conversando con Marta Galindo

"en Entrevistas/Investigación/Opinión"

Marta Galindo (Cádiz, 1993)

Artista plástica y cofundadora-comisaria del proyecto artístico Algo más Alegre. Graduada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla (2016) con una estancia Erasmus en DeMontfort University (Leicester, UK). Actualmente reside en Madrid donde estáterminando un Máster en Investigación Artística y Creación por la Universidad Complutense de Madrid (2018). También disfrutóde la Beca para Jóvenes Creadores de la Fundación Antonio Gala entre 2016 y 2017.

_ ¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

Supervivencia

_ ¿Podrías explicarte…?

He dudado entre supervivencia o necesario. Si bien el arte es una necesidad humana, en época de vacas flacas se convierte más bien en una lucha por la supervivencia, un paseo funambulista o un juego de malabares: convocatorias, becas, portfolios, currículums, inauguraciones, desarrollar un proyecto personal artístico interesante, ¡ah! y además de tener un trabajo que nos déde comer y costee todo lo anterior en caso de no conseguir ninguna financiación externa. Supongo que al final me decantépor supervivencia por ser más acorde con el tiempo que nos toca vivir…Las necesidades de la necesidad artística…

_ ¿Qué libro has leído últimamente?

Made in North Korea de Nicholas Bonner

_¿Con qué personaje te gustaría tomarte un café?

Con un artista importante que me interesase del futuro

_ ¿Quién decide qué es arte?

Citando a Jerry Saltz (Premio Pulitzer de este año en la sección de crítica): “A veces pienso que solamente hacen falta 14 personas para que un artista tenga una carrera creíble. Un marchante, seis coleccionistas comprometidos, tres críticos y cuatro comisarios. […] Todo lo que tiene que hacer tu trabajo es convencer a 14 personas”

_ ¿Qué encargo te gustaría recibir?

Siempre me ha causado mucha curiosidad la escenografía teatral. Sería una fantasía realizar el diseño escenográfico de algún ballet de Stravinsky, El pájaro de fuego o La consagración de la primavera por ejemplo.

_ Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

“¿Esto es bueno? porque a míme gusta”, de mi abuela María Rosa Barquín Blanco.

_ Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…

Aquellos que apuesten por artistas jóvenes. Hace falta un empujoncillo al principio.

_ ¿De qué artista te gustaría tener una obra?

Qué complicado… Quizás algo de Grant Wood, Piero della Francesca o Bruegel.

_ ¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

Es un medio muy precario y árido. Si se le diese al arte el peso que le corresponde por derecho propio en la educación mejoraría este panorama tan estéril…

_ ¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

Por supuesto, no es el resultado de una fórmula matemática, pero al fin y al cabo el sistema artístico es un subconjunto de la sociedad, y como tal, un reflejo de la misma.

_ ¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

El arte en sí es un lenguaje. Se comprende mejor el castellano si se sabe latín y griego; no es una cuestión de confusión sino de versatilidad y riqueza. No comparto el empeño de algunos en enfrentar dos cosas que son una misma: el arte es una conversación.

_ ¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo?

Complicada. En el extranjero hay un panorama mucho más optimista. Creo que es importante establecer conexiones sólidas a nivel internacional.

 _ ¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

Pues depende de muchos factores: el contexto, el presupuesto, la ideología, la perspectiva, etc. Puede llegar a ser un círculo bastante endogámico, pero también hay comisarios que están realizando una labor bastante destacable y arriesgan con nuevos contenidos y formatos.

_ ¿Qué supone hoy la crítica?

La opinión de un sector profesional bastante influyente y a tener en cuenta, pero no sentenciador.

_ ¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

Todavía hay gente que se tira a la piscina.

_ A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender…

No se puede pretender solucionar una raíz cuadrada sin saber las tablas de multiplicar. El conocimiento requiere tiempo, paciencia y comprensión. Y me reitero: si se le concediera al arte el espacio que merece en la educación este rechazo no seria tan tajante.

_ ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Indispensable. El público no es sólo el espectador “curioso de turno”, también lo son el crítico, el historiador, el comisario, el coleccionista, otros artistas…En definitiva, todos menos el/la/los realizadores de la obra. Y ¿de quéserviría una obra sin un público? Sin interlocutor no hay arte.

Comentarios

"Lo último en Entrevistas"

Ir