Conversando con Miguel A. Sánchez

Entrevista a Miguel A. Sánchez


10 líneas sobre Miguel A. Sánchez

Licenciado Suma Cum Laude en Historia del Arte por el Hunter College de la City University of New York con una especialidad en Literatura Francesa. Máster en Museografía y Gestión del Patrimonio Cultural por la Universidad de Barcelona y Máster en Estética y Teoría del Arte por la Universidad Autónoma de Barcelona. En 2003 funda ADN Galería y el 2013 ADN Platform. Ha formado parte en varios jurados entre los que destaca la convocatoria comisarial del Centro de Arte de Barcelona Fabra i Coats en 2013 y 2014. Ha participado en varios paneles profesionales en CAAM, LOOP, Hangar, SWAB, Santa Mònica, UAB, ACCA. En la actualidad es miembro de las juntas directivas del Consorcio de Galerías de Arte Españolas como tesorero y vocal y gestor de cuentas de la asociación Art Barcelona. Forma parte del comité asesor y comité ejecutivo del Barcelona Gallery Weekend. Es socio fundador del Club Matador de Madrid, miembro del Instituto de Arte Contemporáneo y miembro del Cercle Contemporani de la Fundación Macba.

Miguel A. Sánchez | ARCO2015

_¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

Imposible sintetizarlo en una palabra.

_¿Podrías explicarte…?

El principal problema a la hora de buscar una definición inclusiva es la inmensa divergencia de las prácticas y la inexistencia de categorías unívocas que definan el concepto arte: ¿Qué tendrá que ver el trabajo conceptual ensimismado en busca de su propia pertenencia a un linaje hoy ya canonizado, con las prácticas que se aproximan al activismo social y político de nuevo cuño, o con la pintura más complaciente que es hegemónica ahora en la costa oeste de los EE.UU?

_¿Quién decide qué es arte?

Los propias artistas, ¿quién sino? Otro asunto completamente diferente sería quién decide qué arte merece ser institucionalizado.

_¿Qué encargo te gustaría recibir?

La dirección de un centro de arte, sea público o fundación privada, para poder desplegar un programa a medio y largo plazo. Cierto es que vengo confeccionando un programa coherente tanto en ADN Galería como en ADN Platform pero me gustaría saber qué es programar sin los condicionantes de una galería comercial.

_Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

Suelen decir que soy muy trabajador y profesional; suelo pensar que soy muy expeditivo pero podría ser mucho más eficiente.

_Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…

¿Uno solo? Ferran Barenblit, Manuel Segade, Manolo Borja…

_¿De qué artista te gustaría tener una obra?

Siglo XVIII: William Hogarth; Siglo XIX: Gustave Courbet; Siglo XX: Andy Warhol; Siglo XXI: Alfredo Jaar.

_¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

Que es mejorable, que necesita ser más independiente, pero en el que hay buenos profesionales trabajando desde el entusiasmo y la profesionalidad; echo de menos cierta noción de corporativismo positivo y camaradería.

_¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

Sin duda, nuestro arte emana de la sociedad en la que emerge y mantiene una relación bidireccional con ésta, tanto en sus prácticas más explícitas e ilustrativas como en su vertiente más críptica y codificadora de mitología personal y micro relato.

_¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

Soy dantiano (Arthur C. Danto) y concibo las obras de arte como vehículos de significación. Una obra de arte será pertinente en la medida que ha conseguido un equilibro entre el qué y el cómo, entre la forma y el concepto, entre la estética y su carga semántica, si bien es cierto que esta dicotomía no es exclusiva de las obras de arte.

_¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo y cuál es la posición del coleccionismo?

El mercado español del arte tiene una dimensión reducida ya que en comparación con otros contextos no hay muchos coleccionistas privados; la fiscalidad no incentiva la generación de patrimonio artístico contemporáneo y aún nos falta la generación de coleccionismo corporativo. Además, durante todos estos años de crisis no se han incorporado nuevos coleccionistas jóvenes al sistema del arte por obvios motivos. De todas formas, en ADN hemos suplido esa carencia a base de extender nuestras redes de difusión a otros contextos y con una política de participación intensiva en ferias de arte internacionales.

_Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…

El MACBA como institución pública ha desarrollado recientemente el papel de articulador de contexto y estoy seguro que aún va a ser una institución mucho más significativa en los próximos años. En cuanto al espacio privado, siento barrer para casa pero creo que lo que está pasando en la actualidad en ADN Platform marcará un antes y un después en lo que una galería privada puede aportar al mundo del arte.

_¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

Tantas como comisarios existen. Si con anterioridad habíamos percibido un voluntad de generar relatos a través del dispositivo exposición tanto desde la narración como desde derivas ficcionales y en búsqueda de establecer genealogías y cartografías entre el pasado reciente y el arte actual, en las últimas grandes exposiciones a las que he asistido en los últimos 3 años, Documenta, Bienales de Goteborg, Venecia, Estambul, etc., se pueden identificar dos tendencias muy marcadas: por un lado la voz de denuncia, testimonio, complicidad y proposición de alternativas a la distopia actual a través de nuevas prácticas cercanas a la antropología social y al activismo; y por el otro una clara vinculación de creatividad y ciencia para reivindicar puntos de comunicación entre esferas y disciplinas aparentemente muy alejadas.

_¿Qué supone hoy la crítica?

Siempre reivindico el papel de la crítica; no tanto como ocurría en el pasado, con Greenberg como figura paradigmática, como sancionadora de calidad y generadora de canon, pero sí sobre la pertinencia de las prácticas y la aportación de capas de significación que, en definitiva, nos ayuden a entender y disfrutar del conocimiento factual y afectivo codificado en las obras y exposiciones. Me interesa esa crítica intuitiva, bastarda e inclusiva que describe Peio Aguirre en su ensayo La línea de producción de la Crítica, publicado recientemente por Consonni.

_¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

Viajo muchísimo y puedo decir que tenemos mucho talento en nuestro contexto.

_A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender… ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Todos los códigos culturales necesitan de aprendizaje y para disfrutar de verdad hay que esforzarse en la medida que uno sea exigente con lo que quiere llevarse del encuentro cultural. No tengo tan claro eso de que el arte contemporáneo resulte difícil de entender; volvemos al principio: algunas obras y algunas prácticas pueden resultar crípticas, otras muchas no lo son. La categoría arte contemporáneo igual no es demasiado operativa, ¿verdad?

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.