Conversando con Zoraya Ghanem y José Luis Guijarro

"en Entrevistas/Investigación/Opinión"

Después de pasar los últimos cinco años trabajando en Londres, Zoraya Ghanem (Madrid, 1988) y José Luis Guijarro (Madrid, 1976) lanzaron Programa Taide a comienzos de 2019 con el objetivo de impulsar el trabajo de artistas emergentes. Tras varias exposiciones y proyectos participativos organizados desde el pasado mes de abril, Zo y Jose continúan con su labor de apoyo y difusión del arte contemporáneo con nuevos proyectos expositivos y colaboraciones con organizaciones locales, nacionales e internacionales.

¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

“Diversidad”

¿Podrías explicarte…?

Creemos que lo más importante es que cada artista tenga la libertad para crear lo que quiera y como quiera. Y eso, en una sociedad diversa, se transforma en un arte contemporáneo diverso.

¿Qué libro has leído últimamente

Z: Sapiens, de Yuval Noah Harari. Un gran libro para entender la evolución del ser humano y su impacto en el mundo.

J: Teoría general de la basura, de Agustín Fernández Mallo. Piensas: “qué gente más lista hay por ahí…”.

¿Con qué personaje te gustaría tomarte un café? 

Z: Pilar Albarracín. Más que un café serían 3 o 4.

J: Siempre he fantaseado con contarle a algún artista incomprendido o ignorado en su tiempo que su trabajo fue reconocido después, así que alguien como Camille Claudel o Vincent Van Gogh sería perfecto.

¿Quién decide qué es arte?

La pregunta nos lleva por un camino sin salida porque, incluso si damos con la respuesta acertada acerca de si “algo” es arte, o no, esta respuesta apenas añade información a la obra en sí. Lo importante es que sea la subjetividad de cada persona la que perciba, disfrute y comprenda las obras según sus propios criterios.

¿Qué encargo te gustaría recibir?

El de organizar un festival de performance y nuevos medios en un entorno natural, misterioso e inquietante que sirva de estímulo para las propuestas artísticas.

Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

“Gracias chicos por haber sido súper serios y súper profesionales”.

Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…

En nuestro caso, siempre tenemos un ojo en SCAN Arte, que lleva años promoviendo tanto la movilidad internacional del trabajo de artistas emergentes como el disfrute de sus obras en el extranjero.

¿De qué artista te gustaría tener una obra?

Z: Una obra de Rothko o de Elvira Amor que colgaría en la pared enfrente de mi cama para mirarla fijamente los primeros cinco minutos nada más despertarme

J: Anselm Kiefer, pero como las pintura de gran formato no me entran por la puerta, estaría más que contento con un Fuentesal y Arenillas.

¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

Básicamente… que tiene mucho margen de mejora pero que, al tiempo, la ironía y el pesimismo que suelen acompañar todos los comentarios acerca del mismo no pueden servir de excusa para no trabajar por esa mejora. En nuestro caso, venimos de trabajar y vivir el arte contemporáneo fuera de España y creemos que hay fórmulas que aún no están apenas consideradas ni implantadas aquí.

¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

Sí, en el sentido de que los artistas trabajan sobre aspectos de la sociedad actual, aunque es precisamente ahí donde se detiene ese reflejo: con su trabajo la superan, tanto al realizar una crítica de la misma como al expandir sus límites. Por otro lado, el sistema artístico, con todos sus agentes, debe servir no ya para reflejar la sociedad sino para “tirar” de ella y, con sus mecanismos de creación y distribución artística y cultural, hacerla más plural, sostenible, estimulante y justa.

¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

No creemos que se esté confundiendo el arte con el mensaje que lleva implícito como tal, sino que muchas veces el individuo no dedica el tiempo suficiente a entender el mensaje y aceptar una visión diferente.

¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo?

Existe un contraste brutal entre el hecho de ser un país con un patrimonio cultural y artístico excepcional, esto es, el de nuestro pasado… y el hecho de representar el 0,6% del mercado mundial. Y eso, al margen de la tendencia a la concentración del mercado en unas pocas localizaciones concretas, tiene que mucho que ver con un déficit educativo que impide que lxs ciudadanxs medios en España se inicien y participen en ese mercado.

Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…

Indispensable no hay nada porque al final cuantas más instituciones públicas y espacios privados de calidad existan que se involucren en el mercado artístico mejor. Pero si tuviésemos que decantarnos por dos, eligiríamos el CA2M y la organización Fluent. En los últimos años, el CA2M ha involucrado a un gran número de artistas y comisarios jóvenes en su programa permitiéndoles gozar de una oportunidad y visibilidad única y, en el caso de Fluent, su programa sigue unas líneas de investigación que se acercan a propuestas únicas en nuestro país.

¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

Las líneas de comisariado en el arte contemporáneo actual tienden a reflejar los grandes debates y preocupaciones de la sociedad en un mundo globalizado. Es por ello que entre los grandes ejes del trabajo curatorial de hoy en día encontramos asuntos tales como la sostenibilidad, la innovación o el compromiso social. El peligro llega cuando aparece la obsesión colectiva por sumarse a estos “caballos ganadores” porque, en ese caso, estos discursos se sobresaturan.

¿Qué supone hoy la crítica?

En lo esencial, la crítica sigue siendo, ante todo, un instrumento de decisión para ayudarnos a elegir entre diversas alternativas. Dicho esto, si bien sigue teniendo un papel relevante, su peso es menor que en el pasado debido a la velocidad de consumo de la información en el mundo actual. Al margen de ello, conviene puntualizar que la crítica no es territorio exclusivo de los críticos “al uso”: el programa de un museo o una galería es una crítica en sí… al igual que un post de Instagram sobre un artista (en lugar de otro). Es necesario empezar a considerar la crítica en un sentido más amplio.

¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

Hay varias, pero volviendo al asunto que mencionábamos en el caso de SCAN Arte, podríamos destacar el aumento de la movilidad internacional con la reciente apertura de galerías y espacios internacionales en Madrid como son la galería La Cometa, procedente de Bogotá y Medellín o The Ryder Projects, que acaba de desembarcar aquí llegando desde Londres.

A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender…

Es muy difícil decir que a una gran mayoría le gusta, o no le gusta, el arte contemporáneo. Por lo general el problema que existe es que no se posee ni el tiempo ni las herramientas necesarias para comprenderlo y de ahí, como hemos dicho anteriormente, surge la necesidad de guiar en este aspecto concreto a la sociedad.

¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

El rol del público sigue siendo fundamental porque el arte, entre otras cosas, es una forma de comunicación del artista con otra persona. Volviendo al asunto de la libertad y la diversidad con la cual abríamos la entrevista, lo importante es que el conjunto de los artistas doten a esas otras personas, al público, con una diversidad de formas de acceder a esa comunicación en el rango de estrategias que van desde la mera percepción de la obra hasta la activación del espectador por medio de la participación.

Comentarios