Conversando con David Barro

"en Entrevistas/Exposiciones/Gestión/Investigación"

Entrevista a David Barro


2 líneas sobre David Barro

David Barro ha sido crítico de arte de El Cultural (1998-2014), comisario de exposiciones, editor y director de DARDO (2006-2014). Actualmente es director gerente de la Fundación Luis Seoane de A Coruña.

David Barro Entrevista Latamuda

_¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

Generosidad

_¿Podrías explicarte…?

Para mí el arte es el producto de la generosidad del que lo contempla, independientemente que este tenga más dudas o más certezas.

_¿Quién decide qué es arte?

Es evidente que primero el artista. Pero para que este sobreviva en el contexto del arte necesita del coleccionista, de la institución, de una estructura crítica y de muchos otros factores que el artista no puede ni debe obviar.

_¿Qué encargo te gustaría recibir?

Contribuir en la puesta en marcha del Museo de Arte Contemporánea Carlos Maside de Sada. No se trata de liderar nada, sino de colaborar desde la Fundación Luis Seoane en activar la riqueza de ese gran proyecto que fue el Laboratorio de Formas a todos los niveles en los años sesenta y setenta. Reactivar lo diferencial de este legado, ahora que cada vez quedan menos testigos físicos, resulta fundamental para entender nuestro presente y darle un sentido a nuestro futuro. La Fundación Luis Seoane, ya desde un punto de vista práctico, tiene el casi el 50% del accionariado del Laboratorio de Formas y en ese sentido la responsabilidad de contribuir a su desarrollo y reactivación cultural es enorme, como el reto de conseguirlo. Espero que ese encargo llegue cuanto antes y que se puedan sumar las mayores fuerzas posibles de las que luchan por el desarrollo cultural y artístico de Galicia.

_Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

Algunos hay, pero la verdad es que no recuerdo ninguno en especial.
Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…
Conforme me hago más mayor, menos me gustan las listas. Pero creo que en Galicia hay muchos y muy buenos ejemplos.

_¿De qué artista te gustaría tener una obra?

De Luis Seoane, estoy absolutamente fascinado por su figura.

_¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

Es una pregunta compleja. Sobre el papel tenemos las infraestructuras necesarias, pero después la colaboración es débil, la burocracia y la injerencia política es notoria, los proyectos -si los hay- son cortoplacistas, nos distinguimos más por los edificios y capacidad presupuestaria que por los contenidos, la precariedad de personal de muchas instituciones es notoria y, somos víctimas de una sociedad que valora los temas sociales o asistenciales y no los culturales.

Es cierto que no estamos en una situación inmejorable pero tampoco en un desastre sin remedio como defienden algunos.

_¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

Sí, no hay diferencias con otros sectores, pero debería haberlas y muchas; nuestra responsabilidad como gestores culturales va más allá de nuestra institución.

_¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

Desde hace mucho tiempo.

_¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo y cuál es la posición del coleccionismo?

Es evidente que el mercado español no ocupa lugares de primacía en el contexto internacional del arte, paradójicamente a pesar de tener una de las ferias más importantes. De ahí las dificultades de ARCO para mantener su estatus, y creo que el trabajo realizado en los últimos años es bueno. En lo que respecta al coleccionismo, la crisis ha destapado lo que todos sabíamos: que eran muy pocos los verdaderos coleccionistas. El mercado español tiene que reinventarse todos los días y en ese sentido hay muchos galeristas haciendo un gran trabajo que, desafortunadamente, nunca resulta suficiente.

_Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…

Creo que cualquier institución que nazca y actúe con una razón de ser, con una misión cultural, resulta indispensable. Antes ya ponía un ejemplo. La manera de pensar localmente y actuar globalmente (dándole la vuelta a la idea de lo glocal) que guía la idea del Laboratorio de Formas y el Museo de Arte Contemporánea Carlos Maside es, para los gallegos, irrenunciable. Hay instituciones indispensables que hay que recuperar porque ya están ahí y las hemos abandonado. En estos momentos la Fundación Laxeiro vive una situación delicada y es ahora cuando nos damos cuenta que resulta más indispensable que nunca; no podemos ir para atrás.

_¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

No me interesan ni sigo líneas de comisariado. Aunque tampoco las critico y me parece importante que se haga un estudio serio sobre ella y su influencia en el arte contemporáneo reciente. Personalmente, disfruto de las exposiciones y de la teoría y el conocimiento que se genera desde el arte contemporáneo. Aunque si hablamos de tendencias, un énfasis en lo procesual y en lo documental es lo que ha predominado en los últimos años. En los próximos años es inminente una pegada todavía mayor de lo interdisciplinar y eso definirá supuestas nuevas líneas.

_¿Qué supone hoy la crítica?

La crítica hoy es un acompañamiento vital para el desarrollo de determinadas trayectorias. La crítica como agente de valor indiscutible se ha desactivado. Diría que el comisariado es ahora una forma de crítica más efectiva que la tradicional. Hablar de crítica es hablar de comunicación, de ahí que la más efectiva se haya derivado a internet; aunque es ahí donde el “todo vale” tiene todavía más peligro.

_¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

Cada vez que hay una exposición interesante es una buena noticia para el arte. Pero cada vez que hay una noticia en prensa sobre el número de visitantes, rankings de buenas y malas exposiciones o artistas destacados en su valor de mercado, o sobre un robo o un suceso, son malas noticias para el arte. Tenemos responsabilidad como agentes de que cada vez se frivolice menos y se hable más de arte. En resumen, cada vez que se habla de una exposición o de un artista con argumentos es una buena noticia para el arte.

_A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender… ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Casi siempre para entender el arte contemporáneo es necesario un poco de esfuerzo y conocimiento. Siempre se nos escapan cosas y ahí radica su riqueza. Debemos asumir que, aunque no comprendamos del todo una obra, nos puede hipnotizar y resultar atractiva. Únicamente es necesario una pizca de generosidad al observar y dedicarle el tiempo necesario en una vida dominada por la falta de ese tiempo.

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

"Lo último en Entrevistas"

Ir