Conversando con Los Bravú

"en Entrevistas/Investigación/Opinión"
Los Bravú son Dea Gómez (Salamanca, 1989) y Diego Omil (Pontevedra, 1988). Desarrollan una carrera multidisciplinar vertebrada por el cómic independiente y la pintura. 
Su obra ha sido valorada con destacados premios y bolsas como el INJUVE, la residencia en la Maison deas auteurs de Angoulême o más recientemente la Academia de España en Roma.

_ ¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

Heterogéneo

_ ¿Podrías explicarte…?

Durante buena parte de la historia podemos seguir la pista del arte respondiendo a finalidades concretas y bien definidas. El arte contemporáneo va en distintas direcciones a través de canales muy variados, la oferta de expresiones culturales es amplia y diversa. Afortunadamente cada vez vivimos en una sociedad más rica y plural, así ha de ser también el arte.

_ ¿Quién decide qué es arte?

¿Quién en su sano juicio querría tener esa responsabilidad? Es más, el resto tendríamos la obligación de llevar la contraria, aunque fuese sólo por fastidiar.

_ ¿Qué encargo te gustaría recibir?

Todas las ocasiones que se nos brindan para trabajar cómodamente en nuestros proyectos ya es una gozada y esperemos que continúen llegando oportunidades y propuestas. Algo que nos haría también especial ilusión sería preparar algo para un espacio que a priori no esté concebido para contener arte, por ejemplo una escuela o un centro de salud.

_ Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

Que no había caspa, respiramos aliviados.

_ Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…

Cuando estuvimos viviendo en la Academia de Roma el año pasado, dentro del programa de visitas tuvimos la oportunidad de conocer a un gran número de agentes culturales: críticos, comisarios, galeristas o directores de museo. Fue una estupenda ocasión para charlar y conocer a fondo sus proyectos. Aprendimos mucho de todos ellos y sería muy difícil elegir un nombre concreto.

_ ¿De qué artista te gustaría tener una obra?

Uf, de muchos, por darte alguna referencia esta mañana estuvimos hablando mucho de Kerry James Marshall, molaba tener una pieza suya. Es por responder algo rápido en plan private, lo que sí es seguro es que como ciudadanos nos gusta que haya buenas colecciones accesibles para toda la gente.

_ ¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

Hay mucho por lo que estar contentos, pero también mucho por mejorar. Sobre todo lograr una mayor legitimación de los proyectos culturales y de la importancia que estos tienen dentro de la sociedad. Eso ayudaría a disminuir la precariedad que tantas veces afecta al sector y que así se puedan afrontar más y mejores proyectos.

_ ¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

A veces podemos buscar que el arte represente a un arco lo más mayoritario posible de nuestra sociedad, en otras ocasiones el interés del arte radica en su excepcionalidad. Lo importante es que sea coherente con el momento y el lugar.

_ ¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

Eso tampoco tiene por qué ser un problema, y además hay de todo. Lo feo es cuando el mensaje es una chorrada.

_ ¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo y cuál es la posición del coleccionismo?

Es importante que todos los implicados trabajemos para que el mundo del arte y su mercado estén perfectamente normalizados.

Respecto a la posición del coleccionismo pues se escucha de todo, nosotros sólo podemos hablar desde nuestra propia experiencia. Aquellos compradores que se nos han acercado, fuesen muy coleccionistas o poco, todos se movían por un interés honesto por la obra.

_ Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…

La estancia en la Real Academia de España en Roma ha sido muy valiosa para nosotros a muchos niveles y es obvio que el resultado de nuestra obra actual bebe en gran medida de lo que aprendimos durante esos meses allí.

En otra onda el Liceo Mutante de Pontevedra. Sus socios llevan años currándoselo para mantener abierto un lugar que apoya propuestas diferentes, eventos sobre autoedición, proyecciones o conciertos de música.

_ ¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

Parece que hay cierta tendencia hacia la interdisciplinaridad, además de que se está dirigiendo la mirada hacia expresiones artísticas que pese a su popularidad, por un motivo u otro se mantenían al margen de las grandes instituciones.

_ ¿Qué supone hoy la crítica?

La crítica es opinión, reflexiona y genera debate. Los artistas no podemos vagar solos por la galaxia.

_ ¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

Que sigue teniendo sentido aquella canción de Ella Fitzgerald “Oh, ‘Tain’t what you do; it’s the way that you do it. That’s what gets results”

_ A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender…

Hay arte empecinado en resultar sombrío, confuso, como un truco de trilero para ahorrarse el importante esfuerzo de comunicar con claridad. Por muy complejo que sea el mensaje, el emisor tiene que resultar atractivo, cercano y si hace falta comprarse un diccionario de sinónimos. Por otro lado, todos los que nos acercamos como público a ver una expo, debemos acudir con ganas de aprender y descubrir, para eso también hace falta paciencia.

_ ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Ahora ya no sólo visita museos o galerías, las nuevas plataformas le permiten mantener una actividad más constante y directa. El público puede compartir su experiencia y sus opiniones, implicarse, divulgar e incluso financiar proyectos.

 

Comentarios

"Lo último en Entrevistas"

Ir