Conversando con María Tinaut

"en Entrevistas/Investigación/Opinión"

María Tinaut. Valladolid, 1991


Soy artista visual. Vivo y trabajo en Nueva York. Estoy licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia (2014) y tengo un Master de Bellas Artes en Pintura por la Virginia Commonwealth University (2017). Me interesa rescatar todo aquello que sucede en la periferia de lo que es aparentemente el centro de atención, subvertir el carácter autoritario de la fotografía de archivo para desplazar la mirada hacia otras narrativas posibles y revelar fracturas, huecos temporales y de contexto en archivos fotográficos.

_ ¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?

Definirlo en una sola palabra sería demasiado reduccionista y sentenciador. Cada esfera de arte contemporáneo es diferente. No hay la misma escena en Valladolid, que en Madrid, que en Nueva York, por ejemplo. Pero, por decir un adjetivo: el arte contemporáneo es sufrido, aquí y en todas partes.

_ ¿Podrías explicarte…?

Es muy sacrificado y no hay garantías ni certezas.

_ ¿Quién decide qué es arte?

Las estructuras de poder, el mercado y las instituciones, que son sistemas de legitimización, también deciden los demás agentes culturales partícipes (comisarios, coleccionistas y artistas). Pero todo eso es siempre relativo y engañoso.

_ ¿Qué encargo te gustaría recibir?

Me gustaría realizar un proyecto en una biblioteca o en un archivo.

_ Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…

Soy demasiado tímida como para recordar piropos sobre mi trabajo, hasta que los recuerdo todos de una sentada, claro!

_ Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…

Marta Álvarez, una comisaria, mediadora y crítica de Valladolid increíblemente trabajadora. El contexto local allí es muy adverso y ella lucha y lucha.

_ ¿De qué artista te gustaría tener una obra?

De mi admirado Giorgio Morandi. Soy forever fan.

_ ¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?

Hay gente muy formada y con mucho nivel y poca atención a repartir.

_ ¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?

Sí, indiscutiblemente. No concibo la posibilidad de desvincular arte y sociedad. En el arte como en todo hay mucha desigualdad, machismo y desamparo.

_ ¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?

A ratos, sí. No creo que se pueda generalizar.

_ ¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo y cuál es la posición del coleccionismo?

La veo floja y el coleccionismo privado poco movido aunque entiendo que hacen lo que pueden. Falta dinero y formación en cultura.

_ Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…

Como institución pública, el IVAM en Valencia desde que comenzó la gestión de José Miguel Cortés sólo por el giro que han dado. La nueva dirección ha conseguido que la gente en Valencia vaya de nuevo al IVAM con entusiasmo y ganas, se han abierto mucho al barrio y la programación ha ganado. Como espacio privado diría casi cualquier espacio expositivo gestionado por artistas sólo por las ganas y el interés que le ponen. De Estados Unidos me gusta mucho Good Weather Gallery, que montó en el garaje de su casa Haynes Riley en un pueblo de Arkansas. Mi amiga Sarah Coote abrió una galería en la enorme casa donde vivimos juntas en Richmond, Virginia. Se llamaba Bruce Martin Gallery, en honor a nuestro casero que nunca conocimos.

_ ¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?

Desconozco si en España se están siguiendo líneas de trabajo nuevas y si es así, cuáles son, porque no vivo allí. En Estados Unidos sí que veo que se trata muy activamente de visibilizar muchas voces que han sido reprimidas durante mucho tiempo. La gente está muy harta de la discriminación y reclama su hueco. Se reivindica mucho cuestiones de identidad, raza, raíces culturales y diversidad sexual en unas líneas de comisariado muy inclusivas. Un ejemplo de ello es la reciente exposición Trigger: Gender as a tool and a weapon en el New Museum de NY. Pero como ese ejemplo hay mil. La visibilidad del arte queer aquí es buena, aunque nunca suficiente. Otra línea de comisariado o frente de fuerza cultural que veo es el gran rechazo hacia Trump. Se encuentra la unión y luchas comunes dentro de la diversidad y eso es maravilloso.

_ ¿Qué supone hoy la crítica?

No sé si supone mucho porque percibo mucha falta de pensamiento crítico dentro de la crítica. Partiendo de eso, no sé si se puede llegar muy lejos. Nunca entenderé porque tanta gente se dedica a describirte lo que ve superficialmente (que es lo mismo que puede ver cualquiera) sin llegar a formar una opinión o aportar ellos algo. Falta análisis y mucho ejercicio del pensamiento.

_ ¿Alguna buena noticia vinculada al arte?

Pocas buenas, salvo que en última instancia prevalecen la fe y la resiliencia dentro del estudio.

_ A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender…

Es normal porque no se nace sabiendo. La gente se olvida de que el arte es una forma de conocimiento que exige un respeto, un tiempo y una tolerancia que no todo el mundo está dispuesto a dedicar. Si hubiera una inversión real en el fomento de la cultura y el apoyo a las artes por parte del gobierno, los conocimientos sobre arte estarían más normalizados y el nivel cultural medio crecería.

_ ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?

Cierran el circulo. Todos somos público de nosotros mismo y del trabajo de los demás.

Comentarios

"Lo último en Entrevistas"

Ir