“CRISTINA IGLESIAS: ENTRƎSPACIOS”

"en #Arte en Cantabria/Exposiciones/Museos"

El Centro Botín presenta, la exposición retrospectiva “CRISTINA IGLESIAS: ENTRƎSPACIOS”. Esta muestra, comisariada por Vicente Todolí, presidente de la Comisión Asesora de Artes Plásticas de la Fundación Botín, la integran veintidós obras creadas por la artista entre 1992 y 2018, siendo algunas de ellas de monumental formato, una práctica habitual en su trabajo.

A Cristina Iglesias (San Sebastián, noviembre 1956) le une una estrecha relación con la Fundación Botín y con su nuevo centro de arte, al haber creado específicamente para el entorno del Centro Botín y los Jardines de Pereda una intervención escultórica compuesta por cuatro pozos y un estanque en piedra, acero y agua llamada Desde lo subterráneo, una obra que también forma parte de esta exposición. Además, acaba de dirigir el último Taller de Artes Plásticas de la Fundación Botín, clausurado el pasado 28 de septiembre en Santander, siendo esta una iniciativa que la Fundación desarrolla anualmente desde 1994.  

Reconocida artista plástica, galardonada con el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1999, su trabajo está influenciado por su estancia en Londres en los años 80, donde encontró procesos de materialización de escultura mucho más abiertos. Además, fue en Reino Unido donde comenzó a conectar no solo con la «nueva escultura británica», sino también con la escuela de Düsseldorf. En ese período de descubrimiento se familiariza con el trabajo de Eva Hesse y Robert Smithson, entre otros artistas a los que considera importantes en ese período formativo, aunque su obra la encontramos totalmente aislada de cualquier corriente o tendencia.

A lo largo de su carrera, Iglesias ha definido un vocabulario escultórico único, creando ambientes inmersivos y experienciales que referencian y unen la arquitectura, la literatura e influencias culturales específicas del lugar. A través de un lenguaje de formas naturales y construidas en varios materiales, redefine poéticamente el espacio al confundir interior y exterior, orgánico y artificial, combinando materiales industriales con elementos naturales para producir nuevos espacios sensoriales inesperados para el espectador.

Giuliana Bruno, en su texto “La densidad de la superficie: proyecciones en un muro-pantalla” (MNCARS, catálogo 2013), escribe: “el mundo de Cristina Iglesias es un lugar de umbrales, suspendido en el límite de lugares imaginarios. En este universo, esculturas y texturas forman un diálogo imaginativo con la arquitectura y el entorno, exponiendo así su temporalidad. Elaboradas con una variedad de materiales que hace pensar en una metamorfosis de estados vitales, estas obras demandan formas fluidas de habitar. Incluso cuando parece que tratan de evitar que los visitantes del museo o de la galería se adentren físicamente en ellas, ofrecen una forma de acceso virtual, visual. Son puertas o, más bien, portales que invitan a atravesar fronteras, incluida la que separa el interior del exterior… Un viaje introspectivo se inicia en el momento en que nos encontramos con esta forma de escultura que no concibe el espacio como un mero contexto ni la arquitectura como corolario. El espacio es la obra, y uno debe tener presentes sus diferentes planos de existencia”.

Considerada una de las artistas españolas más reconocidas internacionalmente, en la exposición “CRISTINA IGLESIAS: ENTRƎSPACIOSse presenta una gran selección de piezas, que ocupan la segunda planta del volumen oeste del Centro Botín al completo y que conviven en total armonía con su obra en los Jardines de Pereda. Además, la última gran exposición de la artista en España tuvo lugar en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en 2013, por lo que esta muestra es una oportunidad única de disfrutar de su trayectoria y de su obra más reciente.

En esta exposición, que cuenta con la colaboración de la Obra Social “la Caixa”, Iglesias interconecta el Centro Botín con el entorno dentro de la sala, pues la continua tensión en su obra entre lo visible y lo invisible, y lo aparentemente fronterizo de sus piezas, tratan de vincular espacios y abrir puertas a lugares invisibles.

Sus piezas siempre intentan crear un acceso a “otro lugar” imaginado, a un paisaje profundo que, en esencia, puede abordarse con la lectura de alguna de sus obras más significativas que se exponen en esta exposición, como Sin título. Venecia II(1993). Esta obra sintetiza de una manera magistral parte de los códigos que podemos aplicar a otras de las piezas que pueden verse en el Centro Botín.

El trabajo de la artista donostiarra recrea los cuatro elementos de la naturaleza de una forma contundente, muestra el poder de lo vivo presente en los materiales inertes que nos rodean y, en definitiva, conecta mundos cercanos en lo físico y lejanos en lo cotidiano, sin los que la existencia del individuo no sería posible.

“CRISTINA IGLESIAS: ENTRƎSPACIOS” reúne en el Centro Botín veintidós obras de la artista. Todas las piezas comparten un marcado carácter espacial y en ellas Iglesias mira de manera poética al paisaje y logra que se establezca un diálogo con el edificio de Renzo Piano, que es el contenedor perfecto para sus mágicas puertas. Así, a lo largo de la muestra el visitante puede adentrarse en los «lugares imaginados» y los «paisajes profundos y sensoriales» creados por la artista, tanto a través de sus obras más representativas como celosías, habitaciones, corredores o pabellones suspendidos, como de sus trabajos más recientes, aquellos en los que indaga en nuevas texturas y materiales.

Comentarios

"Lo último en #Arte en Cantabria"

Ir