El Museo Nacional de Antropología presenta ‘Mural, un museo virtual y colaborativo de los tiempos del Coronavirus’

  • La exposición virtual recoge todos los proyectos colectivos puestos en marcha por el museo durante el confinamiento y la desescalada
  • Mural da un marco común a las fotografías y vídeos enviados a través de las redes sociales y crea un archivo documental y social sobre la pandemia

El Museo Nacional de Antropología presenta la exposición virtual MURAL donde se recogen todos los proyectos colectivos puestos en marcha por el museo durante el confinamiento y la desescalada. Nace como un espacio en el que recopilar documentación y testimonios para dar a conocer la respuesta social ante la pandemia causada por la covid-19. Desde el confinamiento, a través de distintas plataformas, se pidió a la ciudadanía la colaboración para que expresara cómo estaba viviendo esta nueva situación. Mural es un lugar en el que cualquier persona puede exponer su visión de esta experiencia colectiva.

El objetivo de esta exposición virtual es recopilar los cambios, los sentimientos, las emociones, y, en definitiva, la vivencia de una pandemia que ha modificado la manera de vivir.

La muestra está compuesta de cuatro salas principales, una sala de actividades y otra de reflexión.

La primera sala es Ventanas al mundo, una muestra de la diversidad de realidades y de miradas de una sociedad forzada a confinarse. Estas ventanas han constituido el único contacto con el mundo más cercano durante meses y representan toda una metáfora de las condiciones de vida cuando esta queda reducida al domicilio. Esta sala cuenta con una sección especial, las Ventanas de Beatriz del Campo donde se recoge una recopilación de ventanas y se exponen 35 vídeos de distintos rincones del mundo.

Patrimonio Cercano es el nombre de la segunda sala donde se muestran los vídeos de personas a las que se les pidió que presentasen ese objeto que, en relación con el confinamiento, había ganado relevancia en sus vidas, vinculándolo con los valores que hay detrás del patrimonio y que hacen a un objeto ser digno de ser conservado, ya sea por sus virtudes funcionales o por sus connotaciones emotivas.

La tercera sala se centra en las etapas de la desescalada y bajo el nombre de Nueva cotidianeidad reúne fotografías de ‘reporteros voluntarios’ en las que queda reflejado, lo que ha cambiado para ellos, tras volver a salir y a pasear por las calles de las ciudades y pueblos. A través de estas fotografías se puede palpar la tensión emocional que acompañó y aún acompaña a esas transiciones.

Bajo el título La nueva otredad, la cuarta sala tiene como finalidad dirigir la mirada hacia nosotros mismos, hacia nuestro aspecto físico y nuestra identidad como personas. Cómo el uso de la mascarilla ha cambiado nuestras caras, ocultando gran parte de los rasgos que nos definen y que nos ayudan a expresarnos.

El espacio virtual también cuenta con una sala de actividades que recopila las propuestas que se hicieron al público infantil y familiar, y con una sala de reflexión, Antropología para momentos críticos, en donde se pueden leer artículos de antropólogos, artistas, profesionales del mundo de los museos y la cultura, en los que se reflexiona sobre los cambios sociales que ha traído y traerá la pandemia.

Mural no es un proyecto cerrado. Las salas siguen abiertas y quien quiera colaborar puede seguir haciéndolo, enviando sus fotografías, vídeos, dibujos o cualquier expresión que hable de estos complicados meses.

Mural se encuentra alojado en la página web del museoEnlace externo, se abre en ventana nueva y además está integrado en una iniciativa de la House of European HistoryEnlace externo, se abre en ventana nueva del Parlamento Europeo.

Comentarios