El Reina Sofía presenta una nueva sala de la Colección dedicada a la mujer en la Guerra Civil

"en #Arte en Madrid/Exposiciones/Museos"

Frente y retaguardia: Mujeres en la Guerra Civil, es el título del nuevo espacio de la colección ubicado en la segunda planta del edificio Sabatini. En él se intentan reflejar varios aspectos relacionados con la mujer en el periodo bélico, tanto en el bando republicano como nacional, a través de fotografías, carteles, publicaciones, postales y una película en 35 mm prestada por la Filmoteca Nacional.

Entre las principales novedades destaca un conjunto de fotografías, hasta ahora atribuidas a Robert Capa que, por primera vez, se presentan firmadas por Gerda Taro, la que fue su pareja, que aparece como autora de las mismas después de varios años de investigación por parte de ICP (International Center of Photography). También destaca el conjunto de fotografías de Kati Horna. (Budapest, 1912 – Ciudad de México, 2000) adquirido por el Museo Reina Sofía en 2017. Gracias a la investigación realizada por Michel Otayek, las fotografías se pueden exhibir junto a una selección de publicaciones de la época donde se reprodujo su obra.

Un espacio para ensalzar la labor de las creadoras

El papel de las mujeres durante la Guerra Civil española fue activo y diverso, tanto en el frente como en la retaguardia: activistas, representantes políticas, intelectuales, artistas, fotorreporteras, milicianas, trabajadoras… La fotografía y el arte crean imágenes que se convierten en instrumentos políticos, que persiguen influir en los receptores de las obras. Durante la Guerra Civil, la propaganda se estableció como un sistema activo para convencer y ganar partidarios, con la difusión masiva de imágenes fotográficas y una abundante producción de carteles y estampas.

Con nombre propio, destacaron fotorreporteras como Kati Horna (Budapest, 1912 – Ciudad de México, 2000) o Gerda Taro (Stuttgart, 1910 – El Escorial, 1937), que viajaron a España para cubrir el conflicto armado y difundieron su trabajo a través de publicaciones nacionales e internacionales como UmbralRegards, Die Volks-Illustrierte Weekly Illustrated. En el ámbito plástico, autoras como Pitti Bartolozzi (Madrid, 1908 – Pamplona, 2004) y Juana Francisca (Madrid, 1911 – 2008) crearon obra gráfica en el contexto de la guerra. Por otro lado, el rol de muchas mujeres anónimas como trabajadoras al servicio de la causa fue retratado de forma amplia en distintos medios por parte de ambos bandos, como en la película producida por Film Popular La mujer y la guerra (1938), o en la colección de postales Mujeres de la Falange (1939).

Las fotógrafas. Kati Horna, Gerda Taro

En el terreno de la fotografía, los avances tecnológicos, con cámaras más ligeras y rápidas, se tradujeron en una inmediatez en la captura de la imagen que llevó a considerar las instantáneas como testigos fieles de la realidad. La popularidad de las fotografías creció y proliferaron las publicaciones que dieron protagonismo a la información gráfica. La Guerra Civil se convirtió en el conflicto más fotografiado y significó la consolidación de la profesión de fotoperiodista y fotorreportero, con el desarrollo del formato del fotorreportaje y la implicación de los fotógrafos en la historia y en la causa. Mediante el desarrollo experimental de unos foto-ensayos de enfoque naturalista, los autores dieron expresión a su solidaridad y compromiso político.

Comentarios

"Lo último en #Arte en Madrid"

Ir