Revista digital de arte contemporáneo

Fluent, un nuevo espacio para el arte en Santander

"en Comisariado/Espacios/Exposiciones"

Álex Alonso pone en marcha un nuevo proyecto para el arte contemporáneo en Santander: Fluent

fluent latamuda santander

Hace tan solo un par de semanas, nacía Fluent en el tercer piso del número 19 de la avenida Reina Victoria de la ciudad de Santander un nuevo proyecto dedicado a las prácticas artísticas contemporáneas.

No es el primero que se aventura a formular una propuesta con el signo distintivo de utilizar su propia vivienda como espacio para exposiciones, charlas, proyecciones, u otro tipo de iniciativas como la futura puesta en marcha de unas residencias en el propio espacio. Recordemos aquella Sala Hab (Barcelona), el dormitorio de un piso de estudiantes que Martí Manen convirtió durante cinco años en sala expositiva o el más reciente y en activo Salón (Madrid), el saloncito del piso de Ángela Cuadra, quien un día decidió invitar a artistas y comisarios a ocuparlo con exposiciones de carácter temporal.

Clara evidencia del cambio de paradigmas que afectan a la escena artística contemporánea, claro síntoma de sortear lo establecido y las expectativas de los espacios tradicionales para proponer otras formas de discurso híbridas en las que el diálogo fluya y de pie a multiplicar su transmisión. Comprometido y atento a las nuevas fórmulas de desarrollo de proyectos, un joven e inquieto Álex Alonso libraba su piso y lo adecentaba para poner en marcha su proyecto con la primera exposición, cuyo título no podría ser más adecuado, Overture.

Overture da cabida al trabajo de una serie de jóvenes artistas. Ayami Awazuhara, Andrea Dojmi, Daniel Gustav Cramer y Rodrigo Hernández & John Mauss son los primeros en habitar el espacio de Fluent, cuyas obras se podrán ver hasta el 2 de agosto.

Overture, el título de la exposición inaugural de Fluent, es un término musical que designa la introducción musical a ciertas composiciones.  Durante el romanticismo temprano, algunos compositores comenzaron a utilizar este término para referirse a obras programáticas e independientes que presagiaban géneros venideros. Jugando con la posibilidad de prever una futuro potencial, la exposición explora conceptos de incertidumbre, expectativa y suspense con el fin de explorar posibilidades de acción en un tiempo de cambios constantes. De forma simbólica, la noción de obertura funciona no solo como una metáfora de las ideas abordadas por la exposición, si no también como un preludio de nuestras futuras actividades.

En el actual escenario post-digital, problemáticas de aceleración y ruptura han hecho visible el momento de incansable transformación en el que habitamos. Por lo tanto, el apego del individuo respecto a ciertas ”realidades” o circunstancias, se encuentra bajo procesos de cambio, y nuestra respuesta afectiva hacia el mundo exterior está en una situación cada vez más volátil e inestable. Así, la exposición pretende recrear un cierto estado de suspense en el que se nos permita reconsiderar nociones como la objetividad, la memoria y el tiempo; conceptos que sirven como punto de partida a cinco artistas para explorar la incertidumbre como una parte intrínseca a nuestra condición contemporánea, la cual determina desde como se forman los imaginarios colectivos a la manera en la que nos enfrentamos a cuestiones políticas.

Para inaugurar la próxima temporada, el próximo proyecto tendrá lugar en septiembre: There is Room for Insomnia – Workshop + Screening

 +info: Fluent

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

"Lo último en Comisariado"

Ciudad de Vacaciones

Ciudad de Vacaciones Museo Es Baluard Hasta el 22 de octubre Artistas:
Ir