Revista digital de arte contemporáneo

Generación 2017

"en #Arte en Madrid/Convocatorias/Exposiciones"

Generación 2017
La Casa Encendida | Salas D y E
3 feb – 16 abr 2017

La Fundación Montemadrid presenta la exposición Generación 2017, comisariada por Ignacio Cabrero y surgida como resultado de la XVII edición del Certamen de Apoyo al Arte Joven Generaciones, una convocatoria cuyo principal objetivo es ofrecer una plataforma, dedicada al arte actual, para mostrar el trabajo de creadores emergentes y difundir estas propuestas artísticas entre la crítica especializada y el público general.

Los artistas y proyectos premiados en esta edición son Rosana Antolí (Alcoy, 1981), F= P.e / l; Fito Conesa (Cartagena, 1980), Non Unísono; David Crespo (León, 1984), El Juego de la Hiena; June Crespo (Pamplona, 1982), S/H Fuerzas Felices; Diego Delas (Aranda de Duero, 1983), 20000 toneladas de mármol; Carlos Fernández-Pello (Madrid, 1985), Marco de referencia. O tres modelos para la apreciación del discurso como forma; Marian Garrido (Avilés, 1984), Souvenirs of future nostalgia; Blanca Gracia (Madrid, 1989), Acmé en dos variaciones; Rubén Grilo (Lugo, 1981), Noone, Allness; Lorenzo Sandoval (Madrid, 1980), Shadowwriting (Talbot/Baggage).

Como cada edición, se ha editado un catálogo bilingüe español/inglés que acompaña a la exposición con textos de Julia Morandeira, Melanie Bühler, Alba Colomo e Irene Cantero, Ken Goffman (R. U. Sirius), Clara Alemany, Richard Wentworth, Rosa Ferré, Rosa Lleó, Inma Prieto y Sabel Gavaldon.

El juego, la magia y el arte

Los vínculos del juego y la magia con el arte actual tienen raíces en la historia del arte y, más recientemente, en los protagonistas de las vanguardias históricas, que, en su búsqueda de lo nuevo y desde su espíritu transgresor (que quiere liberar al hombre del encorsetamiento de lo convencional, lo institucionalizado y el arte “serio”), se interesan por otros mundos y recuperan para la práctica artística el concepto de juego, sirviéndose de él para expresar su oposición a la cultura institucionalizada. Así, el arte contemporáneo asume plenamente esa manera “juguetona” de transgredir lo establecido, enfoque al que no son ajenos los artistas presentes en esta edición de Generación 2017.

Proyectos Generación 2017

  • Rosana Antolí (Alcoy, 1981)
    Trabajando siempre desde la emoción y el deseo, Rosana Antolí intenta concebir y entender la realidad de forma diferente, alejándose del lenguaje racional de la palabra y dejando que el cuerpo y el gesto actúen, incluso en un acercamiento a lo absurdo. Un elemento éste que, junto al humor y el juego, es primordial en el discurso creativo de la artista en su búsqueda de conexión con ese momento mágico en el que nada parece tener un sentido establecido.
    Rosana Antolí. F = P.e / 1 [Detalle 02] Instalación escultórica.
    Fotografía / Photograph: Dominik von Schulthess
  • Fito Conesa (Cartagena, 1980)
    A través de su relación personal con el lenguaje de la música, y recurriendo a acontecimientos históricos mezclados con su propia biografía, Fito Conesa juega a encontrar esa clave cósmica capaz de revelar secretas relaciones universales. En su investigación de la voz y la semántica de los sonidos, podría decirse que, en última instancia, persigue hallar una conexión matemática con el universo a través de ese lenguaje emocional más allá de las palabras.

    Fito Conesa. Lyrebird, 2016
    Imagen creada por Siddharth Gautam Singh
  • David Crespo (León, 1984)
    El punto de partida de muchos de los trabajos de David Crespo es lo lúdico, que le permite crear alteraciones de la realidad y modificar las reglas del juego poniendo en cuestión las normas establecidas -incidiendo en ocasiones en el ámbito de la política-. La experimentación, la participación colectiva, el happening o la colisión de sentido que surge de la ironía son las estrategias con las que va definiendo las formas de sus proyectos.

    David Crespo. El Juego de la Hiena. Frames Acción n.1
  • June Crespo (Pamplona, 1982)
    Como en un juego sin reglas, June Crespo mueve innumerables veces las cosas de sitio y posición, activándolas así mediante diferentes combinaciones, para verlas de una nueva forma que surge inesperadamente de esos encuentros pasajeros. En sintonía con el objet trouvé de los surrealistas y la manera de hacer del bricoleur de Lévi-Strauss, su regla del juego viene a ser arreglárselas “con lo que tenga”, mientras recoge y conserva los elementos que potencialmente se incorporarán a sus trabajos bajo un principio formulable como “de algo habrán de servir”.
    June Crespo. Soft/Hard, 2016 [Detalle] Cemento, textil, acero, resina.
    Fotografía: Jaime Gartzia
  • Diego Delas (Aranda de Duero, 1983)
    Diego Delas, según él mismo declara, trabaja para no olvidar. Quizás por ello le interesa el ámbito del lenguaje, las palabras, la superstición y la magia que giran en torno a los procesos de creación de conocimiento, y se interroga sobre la manera en que se construye —y se destruye— la memoria subjetiva. Trabaja también desde la “distracción”, que le lleva a ese estado en el que se puede perder, jugando a abandonar el camino de lo conocido en el intento de abrir nuevas vías de aprendizaje.

    Diego Delas. 20000 toneladas de mármol (Detalle). Instalación
  • Carlos Fernández-Pello (Madrid, 1985)
    Para Carlos Fernández-Pello, la función de la obra de arte es la de interrumpir la aplicación práctica del discurso, suspendiéndolo en la imaginación, y no la de facilitar, como herramienta o engranaje de mediación, su comprensión programática. Busca mostrar aquello que se oculta tras el lenguaje discursivo, una suerte de incomunicación, tratando de expresar el mundo desde un punto de vista más emotivo e irónico.

    Carlos Fernández-Pello. Marco de referencia, 2017. Instalación
  • Marian Garrido (Asturias, 1984)
    A Marian Garrido le interesa el juego, la magia, la ciencia y el misterio que están presentes en muchos aspectos culturales, y que se evidencian de forma particular en lo contracultural, en esos cambios sociales o avances del pensamiento que se deben a ciertos personajes considerados, en su día, locos o desviados de la senda establecida, y que, sin embargo, posibilitaron un cambio de dimensión en nuestra manera de percibir el mundo.

    Marian Garrido. Souvenirs of Future Nostalgia, 2017. (Detalle-Time Souvenirs)
    Instalación
  • Blanca Gracia (Madrid, 1989)
    Mediante la pintura, el dibujo o la animación, Blanca Gracia traslada lo cotidiano a espacios imaginados donde confluyen personajes insurrectos en busca de un estado de naturaleza, utopías truncadas, rituales que sobreviven al transcurso de la historia o modelos presentes en constante cambio. Son intentos de fuga de nuestra realidad social y política que desembocan en mundos mágicos que empiezan y terminan en el mismo lugar.

    Blanca Gracia. Acmé en dos variaciones, 2017 Fotograma del vídeo
  • Ruben Grilo (Lugo, 1981)
    Rubén Grilo incorpora a sus obras esas paradojas que provoca la técnica y la producción en masa, especialmente enfocadas a los símbolos de la individualidad, como firmas, huellas dactilares, cartas y errores. Se cuestiona los objetos, produce moldes y gestos humanos, o pone a la venta productos cuya función resulta ser un imposible, planteando lúdicamente el cuestionamiento de la noción de autoría y la labor del artista.

    Rubén Grilo. Noone, Allness, 2017
    Dibujo en Procreate, impresión offset sobre papel
    22,5 × 16,5 cm
  • Lorenzo Sandoval (Madrid, 1980)
    El interés de Lorenzo Sandoval por releer con ojos críticos los modelos narrativos hegemónicos que frenan los movimientos contraculturales, le lleva a plantear proyectos transversales con el fin de enriquecer y hacer más eficaces las prácticas de resistencia y las alternativas discursivas inmediatas.

    Lorenzo Sandoval. Shadowwriting (Talbot/Babbage), 2017
    (Detalle). Instalación

Comentarios

"Lo último en #Arte en Madrid"

NO / ON

NO / ON Acaymo S. Cuesta comisario: Adonay Bermúdez Sala Maruja Mallo
Ir