Instante Entropía en Museo Barjola

Desde la  acción directa  y el ejercicio del vídeo y la fotografía, Instante Entropía es un proyecto que desvela el concepto de entropía aplicado a la transformación de los territorios realizado por Cristina Ferrández y Ciudadela Colectivo (David Herguedas). La exploración de las propiedades físicas, energéticas y emotivas de la materia deviene en una video-instalación interactiva. En esta ocasión, la tecnología vehicula el acercamiento y el tránsito del espectador a través de la escoria siderúrgica, que proveniente del lugar del incidente, se extiende cual cartografía simbólica, casi sacralizada en el interior de la capilla del Museo Barjola (19 de junio – 16 de agosto).

Instante Entropía

Según afirmara Paulo Virilio “hoy en día el interés por el paisaje pasa por el descubrimiento del paisaje de los acontecimientos”, se desarrolla una propuesta que explora el concepto de Entropía aplicado a los territorios.

Instante Entropía nace en respuesta a una necesidad de trasladar, hacer visibles y reinterpretar aconteceres de ámbito paisajístico e industrial del espacio físico exterior a los contextos del arte y la cultura. Desde preceptos visuales, cataliza un discurso contemporáneo medioambiental y una aproximación directa al territorio cercano y tremendamete distante al mismo tiempo.

Desde un discurso visual, el proyecto analiza una realidad contemporánea: la entropía de territorios naturales degradados por la actividad industrial. Como comenta Ramón Fernández Durán en La explosión del desorden, 1993, atendiendo a ese concepto de entropía como medida de desorden de un sistema: “Lo que se conoce como ‘progreso’ consiste en la creación de islas de orden aparente a costa de provocar océanos de desorden cada vez mayor. Cada vez es más costoso –en términos energéticos- mantener el orden aparente del presente modelo y más costoso generarlo.” De este modo, partiendo de fisonomías que fueron naturales pasando a  artificiales, los territorios reposan en presentes de abandono, en estadios de quietud y expectación silenciosa ante posibles futuros devenires.

Desde la acción directa en el territorio y el ejercicio de la fotografía, el proyecto enfrenta dos enclaves diametralmente opuestos: desde Puerto Pirámides, antiguo puerto ballenero de la costa Patagónica Argentina, a un reducto de la costa del Cantábrico, Cabo Negro, donde durante doce años fueron vertidas millones de toneladas de escorias procedentes de la cercana industria siderúrgica. Ambas geografías comparten un pasado industrial y se encuentran dentro de una zona de protección. Una costra negra cubre actualmente todo el estrato natural de las calas de Cabo negro, sobre la que deambulan unos individuos envueltos por una nueva cubrición de plástico. La deriva por este paisaje nos conduce a una reflexión sobre la generación de residuo en los sistemas de producción industrial: desde los protorresiduos generados en los procesos, como la escoria en este caso, a la concreción del producto final el cual acaba convirtiéndose en residuo de forma inmediata.

El interior de la capilla del Barjola desvela una exploración de las propiedades físicas, energéticas y emotivas de la materia. A través de una video-instalación interactiva, la tecnología vehicula el acercamiento y el tránsito del espectador a través de la escoria siderúrgica en forma pétrea monolítica y arenosa, que proveniente del lugar del incidente, se extiende cual cartografía simbólica, casi sacralizada en el interior de la capilla del museo. Una proyección inunda la pared del fondo, cual campo energético entorno a la roca de escoria. La interactividad en la pieza es fundamental; esta se da con la aparición del espectador, que hace variar el campo energético representado en la proyección audiovisual, apareciendo en ella como una especie de aura. El espectador opera como sistema calórico y fuente energética, que al circunvalar la piedra y deambular sobre la escoria, provee a ese material/estadio de una nueva energía renovada.

El proyecto ofrece una  reflexión en torno al territorio natural como mapa de continuos eventos, generativos, degenerativos… Modificada la concepción de paisaje en pro de nuevos valores, se abre una revisión hacia su historia inmediata y la necesidad, demanda y uso del territorio para las generaciones futuras.

Cristina Ferrández

Sobre los autores

Cristina Ferrández gana en 2014 el 1º premio en el XLVI Certamen Nacional de Arte de Luarca 2014 (Asturias) con la pieza audiovisual Paso de Gigantes presentada previamente en LABoral Centro de Arte y Creación Industrial de Gijón, en el contexto del Festival Miradas de Mujeres en las Artes Visuales 2014. Becada por diversas instituciones como Cajastur, el Museo Antón de Candás, la beca AlNorte 2007 con el proyecto Auto y Consciencia, la Fundación Bilbao Arte Fundazioa y el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert entre otras, obtiene en 2009 el X Premio Astragal de Instalación del Instituto Asturiano de la Juventud, con el proyecto Huertos Urbanos.

En 2014 David Herguedas obtiene la Beca AlNorte para proyectos expositivos, mostrando la instalación audiovisual Circumambulatio en la Iglesia de LABoral Ciudad de la Cultura de Gijón. En 2015 participa  en la exposición Creadores Inquietos en la Sala Las Francesas de Valladolid, dentro del proyecto europeo CreArt.

Juntos comienzan su andadura en 2013, formando Ciudadela Colectivo. Su trabajo está centrado en el desarrollo de proyectos audiovisuales que vinculen diversas áreas de la creación con procesos interactivos enmarcados en “site specific projects“, combinando tecnología y conceptos de órbita socioambiental. Sus miembros comparten formación en Comunicación Audiovisual (IE de Segovia), Bellas Artes (Universidad de Castilla-La Mancha), Máster en Arte y Nuevas Tecnologías (UE de Madrid), y el Postgrado en Video Arte Digital en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

En 2014 participan en la Noche Blanca de Gijón con el proyecto expositivo multidisciplinar Pangea/Panthalassa en la galería de arte ATM Contemporary, y en la noche Blanca de Oviedo con la videoinstalación interactiva en el espacio público Operación Hiedra. En marzo del mismo año, en el marco del festival PhotoAlicante, realizan una videoproyección interactiva exterior a la exposición fotográfica Crónica.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.