Jorge Galindo presenta “El eco de las flores” en la Galería Helga de Alvear

Estamos en presencia de una poética del exceso, de vertidos, fluidos, borrones, pisoteos. Le encanta la sensualidad física de la pintura, su capacidad para mezclar, combinar, coagular, fluir y sangrar distintos elementos a la vez.

Kevin Power, «Sewing it all up”,1994

Jorge Galindo (Madrid, 1965) presenta en esta exposición pinturas de gran formato de la última de sus series “El eco de las flores”, pintadas en la primavera de 2020, durante el primer confinamiento de la pandemia.

Acostumbrado al gran formato, en esta ocasión se enfrenta al lienzo de una manera mas violenta y sumamente gestual, en la que los residuos de la acción son los que dan forma al gesto poético, la experiencia de la huella como violencia y también como residuo de un acontecimiento pictórico.

En esta exposición, utiliza las flores como elemento vertebrador sobre el que articula la gestualidad y vitalidad que lo caracterizan. Flores vibrantes, coloristas y luminosas, cuya esencia, su olor es a pintura, según la greguería de Ramón Gómez de la Serna, “El perfume es el eco de las flores”. En sus nuevos cuadros de flores, Galindo representa el tema clásico del bodegón a una escala monumental y de una manera fronteriza a la abstracción, pintar flores que, para él es una celebración de la vida en un tiempo tan difícil, una contundente defensa del placer de pintar y una forma de libertad absoluta.

Comentarios