La belleza efímera de Martín Sáenz en el Museo ABC

"en Exposiciones"

La artista Estefanía Martín Sáenz nos envuelve en un singular relato ilustrado sobre la fugacidad de los días en “Lujo y luto”. Una exposición que versa sobre la visibilidad de la mujer, la belleza y el paso del tiempo. La componen una serie de dibujos, casi escultóricos, en los que se mezclan la tinta o el grafito con bordados y collages con encajes sobre grandes bastidores de tela estampada o sobre papel. La muestra marca la decimoquinta edición del programa Conexiones, puesto en marcha por Museo ABC y Fundación Banco Santander para contribuir al desarrollo y la difusión del dibujo contemporáneo. Podrá verse del 26 de junio al 16 de septiembre de 2018 en las salas del museo.

La poesía visual de la artista bilbaína Estefanía Martín Sáenz (Bilbao, 1982) protagoniza la XV edición del programa Conexiones. “Lujo y luto” es una exposición a modo de fábula; un cuento ilustrado que no entiende de soportes ni dogmas. Un relato convincente a la vez que inquietante en el que nada es para siempre, donde “la alegría de vivir, la sensualidad de los placeres o la concupiscencia de la carne no son sino la cara visible y terriblemente efímera de las sombras y el vacío”, señala el crítico de arte Óscar Alonso Molina, comisario de la muestra. Una idea que se agudiza desde el momento en que, al traspasar la puerta de la exposición, el visitante contempla una enorme composición de flor viva cortada que, en el interior de una vitrina y al tiempo que trascurre la exposición, se irá marchitando, secando y mutando a ojos del público.

Como punto de partida para realizar este trabajo inédito, la artista ha tomado como referencia dos piezas; una de la Colección Banco Santander y otra de la Colección ABC, con el fin de entablar un diálogo entre ambas y sirviendo de inspiración al conjunto expositivo. De la primera, la pieza elegida ha sido Bodegón de flores, una magnífica composición floral del siglo XVII del pintor barroco Juan de Arellano; y de la segunda, una portada realizada en 1924 por el artista Manuel Escudero para Blanco y Negro titulada Luciendo el mantón. El diálogo está servido a partir de la iconografía floral que ambas piezas comparten, donde la belleza, la elegancia y el refinamiento se nos muestran tras la intervención de Martín Sáenz como aspectos fugaces de la existencia.

Junto a la esplendorosa naturaleza muerta de las flores cortadas, el proyecto comprende dos grandes piezas de tela estampada sobre bastidor donde la artista dibuja a través de bordados y trazos en grafito o en tinta china. Esta singular forma de dibujar se repite en obras de menor tamaño sobre papel.

Completa el proyecto un gran telón semicircular que envuelve la pintura de Arellano. Esta gran cortina de 10 metros de longitud muestra en su cara exterior una tela estampada y en la interior un terciopelo plateado. En ambas caras está representado en forma de dibujos el característico universo de la artista.

Por último, encontramos una breve pieza audiovisual que concentra, mediante la técnica de animación, todo un emblema del declive de la hermosura y el sigiloso triunfo de la muerte.

Al igual que no hay límites formales en las piezas de Martín Sáenz, tampoco su universo creativo está acotado por una única expresión artística. Así, algunos de sus cuadros van acompañados de oscuros y perturbadores microrrelatos que condensan la enorme densidad emocional, psicológica y narrativa que desprenden sus escenas. “Cuentos breves e incisivos, donde personajes arquetípicos —como la bruja o la maga, la vampira, la loca, la hermana o la madre— son protagonistas en un universo al que sirven de soporte papeles pintados, textiles, encajes o visillos”, apostilla el comisario.

SOBRE LA ARTISTA

Estefanía Martín Sáenz (Bilbao, 1982) es una de las jóvenes artistas españolas con mayor proyección internacional. Por ejemplo, recientemente ha sido galardonada con el I Premio de Arte Emergente Fundación Millennium BCP de Portugal (2018) por un tríptico titulado Mala hierba.

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, desde 2004 desarrolla una práctica artística centrada en el dibujo y en la investigación del material textil como soporte. Su trabajo ha podido verse en ferias como JustMad, Artesantander, Miradas de Mujer o Drawing Room, así como en exposiciones individuales y colectivas en galerías como Liebre, Gema Llamazares o Tercer Espacio.

Su obra ha sido galardonada en numerosas ocasiones, obteniendo, entre otros, el Premio XIX Circuitos de Arte Joven de Madrid (2008) o el Primer Premio de Dibujo DKV-MAKMA (2015) por “Las Ausentes”, un trabajo centrado en los personajes secundarios de los cuentos clásicos. Actualmente reside en Getafe (Madrid) junto con su gato Chanel.

Comentarios

"Lo último en Exposiciones"

Ir