La ciudad como no lugar :: Global City

"en #Arte en Madrid/Exposiciones"

El Centro Cultural Pablo Picasso acoge Global City, una exposición individual de César Lacalle dentro del Año Fotografía que dedica Colmenar Viejo. Los trabajos que se exponen son No Name City, Adyton y 101 Faces in Manhattan.

La ciudad global se convierte en leitmotiv del trabajo fotográfico de César Lacalle. Como un sociólogo analiza su entorno a través de la cámara dando lugar a una obra que conjuga de manera equitativa el componente visual y discursivo.

NoNameCity-Somewhere

Para Lacalle la urbe deviene en objeto fundamental de investigación y práctica artística como consecuencia de su absorción por las transformaciones aceleradas y la superabundacia de acontecimientos del mundo contemporáneo. Es la situación de “sobremodernidad” sobre la que reflexionó Marc Augé. El antropólogo afirmó que la citada “sobremodernidad” es productora de no lugares, de espacios que no son en sí lugares antropológicos sino lugares de tránsito y de ocupaciones provisionales: supermercados, centros comerciales, grandes cadenas hoteleras, aeropuertos, parques de recreo… Espacios dominados por la homogeneización y la estandarización. Son los ámbitos que habita el “hombre heterodirigido” que menciona Umberto Eco en su obra Apocalípticos e integrados, refiriéndose al sujeto que sufre las coacciones globales de la sociedad moderna.

Así, la “global city” que muestra César Lacalle es sinónimo de uniformidad en las arquitecturas, las tiendas y comercios, los productos que se consumen, las modas e incluso en las personas. En sus proyectos fotográficos Adyton, No Name City y 101 Faces, la ciudad global se presenta como un no lugar.

Los escenarios asépticos de Adyton muestran una arquitectura estándar que puede localizarse en cualquier capital mundial al igual que los edificios de fachadas acristaladas de No Name City. En esta serie, la figura humana es una pieza más del puzzle de la escenografía urbana. Como alienados individuos procedentes de la pintura de Hopper o al modo de los vaciados escultóricos de George Segal, los habitantes de las urbes captadas por Lacalle aluden al “ciudadano global”.

Manhattan, Shanghai, París, Madrid… Urbes metropolitanas e hitos de un work in progress titulado 101 Faces, un trabajo en el que, por medio del retrato urbano a pie de calle, el fotógrafo refleja la pérdida de las idiosincrasias locales como resultado directo del proceso globalizador. Así, ante un fondo neutro, comienza el desfile de personas de distintas edades y sexos. Todas ellas llevan ropas, peinados o complementos que pueden encontrarse en cualquier lugar del planeta. La identidad del individuo también se globaliza.

El sistema busca generar productos indiferenciados y la anulación de la alteridad. Lo diferente perturba y no se adapta con tanta docilidad al ciclo acelerado del capital. La distribución urbana, los edificios y los individuos constituyen elementos funcionales del sistema. Vivimos tiempos de una estetización anestésica que todo lo iguala. Es la sociedad de la transparencia sobre la que teoriza el filósofo Byung-Chul Han, que insiste en que “las cosas se vuelven transparentes cuando son despojadas de su singularidad”. Y sentencia: “la sociedad de la transparencia es un infierno de lo igual”. La uniformidad de la global cityde César Lacalle avanza por esa senda de la transparencia.

Natalia Alonso Arduengo
Comisaria de exposición

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

"Lo último en #Arte en Madrid"

Ir