La cultura como vínculo de unión tras la pandemia

El Museo Nacional del Prado y la Organización Mundial del Turismo promueven la cultura como vínculo de unión tras la pandemia

Los funcionarios de la Organización Mundial del Turismo, la única agencia de Naciones Unidas cuya sede está en España, han visitado esta mañana la exposición “Reencuentro”, el actual montaje expositivo de las colecciones del Museo Nacional del Prado en el que se muestran 250 de las grandes obras de la institución.

Esta visita es un mensaje sobre la necesaria recuperación de la normalidad en el marco de la pandemia del Covid-19 y, al mismo tiempo, una señal para el mundo de que, a pesar de las necesarias restricciones, la cultura es y debe seguir siendo un motor del conocimiento entre los países. La visita se inscribe en la cautelosa reapertura de fronteras internacionales que la OMT impulsa como #RestartTourism, subrayando la importancia de reiniciar el turismo de manera responsable y consciente de que es el sector idóneo para restaurar la confianza entre las personas, el ingrediente vital para la “nueva normalidad”.

Los trabajadores de la OMT, que emplea a funcionarios procedentes de medio centenar de países, han podido seguir las explicaciones del montaje a través de las palabras del director, Miguel Falomir, y de los comisarios de la muestra, cuyo audio está desde ayer disponible en la web.

Además de disfrutar de las obras de los grandes maestros de la pintura universal, desde Mantegna hasta Fortuny, pasando por Fra Angélico o Goya, junto a la espectacular sala XII donde cuelgan las grandes obras de Velázquez, los empleados de la OMT colaborarán en la grabación de un vídeo que se grabará en numerosas lenguas extranjeras y se difundirá próximamente en redes sociales.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, ha señalado que la cultura es una de las principales motivaciones de los ciudadanos de todo el mundo para viajar y que, precisamente ahora, los museos pueden ser un motor de acercamiento que combata los miedos entre fronteras.

Comentarios