La memoria de los objetos de Isidro López-Aparicio en ARTium

"en Exposiciones/Museos"

La memoria de los objetos. Praxis | Isidro López-Aparicio | Sala Norte
Sala Norte | ARTIUM
23 may – 17 jul 2016


Praxis es un programa artístico de experimentación basado en el proceso y en la relación del autor y del hecho artístico con el público. López-Aparicio desarrolla su propuesta a partir de los objetos cotidianos como huella de la invención humana, de sus necesidad de acción y creación; sus piezas son depósitos de memoria en los que están registradas relaciones ergonómicas, afectivas, funcionales… forman parte del tiempo y el espacio, del momento histórico general e individual, de lo público y de lo privado; su manejo es testigo de su labor, de la evolución tecnológica y del pensamiento humano.

López-Aparicio persigue, entre otros objetivos, poner de manifiesto el concepto de valor y “las huellas que dejan en la memoria los objetos cotidianos, usados y desechados a la velocidad de nuestro tiempo”, objetos convertidos “en obras rotundas en contra del consumismo de nuestro sistema económico y social”. De esta forma, el artista pretende “estimular una reflexión crítica sobre nuestra vinculación y dependencia de las leyes de mercado y su carácter depredador”. Con ese fin, Isidro López-Aparicio reconstruye en la Sala Norte de Artium objetos rescatados, olvidados en depósitos o “espacios de descatalogación” a la espera de una solución final, siendo la primera vez que el programa Praxis ocupa mil metros cuadrados de exposición entre sala y espacios exteriores. Hasta el 17 de julio se puede visitar la Sala Norte, después en la entrada del museo, en el exterior y hasta septiembre permanecerán nuevas piezas en el propio museo y en el área exterior.

Desde ramas y raíces de árboles hasta señales de tráfico, desde sillas y muebles a residuos de equipos informáticos, todos ellos pasan, atravesando a veces las paredes, a ser parte de un objeto artístico nuevo, con un nuevo significado, mientras permanecen perfectamente reconocibles en la memoria del espectador. Todas las piezas han sido elaboradas ex profeso durante la exposición con mesas, sillas, máquinas, puertas, señales, herramientas, libros… más de dos mil objetos donados gratuitamente por entidades y/o ciudadanos de Vitoria. Un gran archivo de la memoria próxima de Alaba que incluso se puede recorrer en bicicleta.

Las huellas que dejan en la memoria los objetos cotidianos, usados y desechados a la velocidad de nuestro tiempo transformados en obras rotundas en contra el consumismo de nuestro sistema económico y social

“Hablamos de ciencia, tecnología, de evolución, de desarrollo, pero la voracidad del tiempo no nos permite pararnos y pensar; en este caso el proceso nos fuerza a hacer una mirada sensible, ordenada y reflexiva de nuestro memoria cercana a través de nuestros residuos”.

Isidro López Aparicio trabaja con objetos, los rescata, propone arqueologías de lo cotidiano para activar y revisar nuestra memoria cercana. A través de su gestión, recolección, catalogación, reubicación, descontextualización y reinterpretación nos invita a mirar, a acercarnos y a reflexionar de manera crítica sobre los objetos, sobre las relaciones que establecemos con ellos, sobre su vinculación y dependencia de las leyes de mercado y su carácter depredador.

Una propuesta artística donde la antropología de una memoria próxima del contexto se transfiere al Museo para ser transformada en un continuo proceso creativo. La acción, el tiempo, la participación, la herencia y el oficio se articulan para “bucear en el olvido” y mostrar la realidad oculta de un olvido que se hace visible y reconocible al espectador transgrediendo su utilidad inicial y proponiendo un nuevo sentido a los objetos más cotidianos. Los objetos se piensan en su potencial como estimuladores y cómplices de nuevas acciones para conectar al espectador con su pasado y cuestionar su presente de forma consciente y así mostrar un conflicto no resuelto; el autor nos plantea maneras de vida más pacíficas que moderen el violento modo de vida consumista.

Sobre Isidro López-Aparicio

Desde sus comienzos la obra de Isidro López-Aparicio (Santisteban del Puerto, Jaén, 1967) posee un marcado carácter político y social. Intenta condensar en sus proyectos la inestabilidad de la naturaleza y de la propia humanidad, en constante proceso de cambio, obligándonos a parar un instante para reflexionar sobre la futilidad de lo que nos rodea y condiciona. Con gran proyección internacional, este activista social ha sabido escapar de catalogaciones para, desde el arte como elemento de reflexión y compromiso social, desarrollar una sólida presencia y reconocimiento profesional, participando con asiduidad en ferias internacionales y realizando numerosas intervenciones individuales y colectivas en los cinco continentes: desde la Tate London (Reino Unido) al Darat al Funun (Aman, Jordania), pasando por la GAM Galleria d’Arte Moderna di Palermo (Italia) o el ARTIUM de Vitoria. Su trabajo le ha llevado a trabajar tanto en lugares tan diverso como Papua Nueva Guinea, China, Sudán o Dubai. Doctor en Bellas Artes, Profesor titular en la Universidad de Granada, Honorary President of the Fine Art European Forum, editor en el Journal for Artistic Research, Presidente de la Unión de Artistas, miembro del Instituto de Investigación de la Paz y los Conflictos y de Artist Pension Trust, ha impartido conferencias y seminarios, y comisariado festivales y exposiciones internacionales por todo el mundo.

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

"Lo último en Exposiciones"

Escucho un río seco

Escucho un río seco | Juan Fontaíña Hasta el 23 de Octubre de
Ir