La voz del traductor en Marco

"en #Arte en Galicia/Exposiciones"

Desde el 29 de mayo al 30 de agosto, la sala de exposición de la 1ª planta del Marco de Vigo albergará La voz del traductor, una exposición colectiva comisariada por Martin Waldmeier (ganador del Premio Marco/Frac Lorraine/SFKM para jóvenes comisarios 2014).

Se trata de una muestra en la que Martin Waldmeier ha invitado a 16 de artistas internacionales a reflexionar sobre la traducción en la que la predominancia del vídeo y la video-instalación nos recuerda que, más allá de la traducción, la voz y la palabra son dependientes del tiempo, pero también del espacio.

Entre los proyectos presentados, se encuentran trabajos como la video-instalación Chinese is a plus (2008), en la que Sylvie Boisseau y Frank Westermeyer se preguntan sobre los matices de estudiar idiomas en la actualidad; Jakup Ferri hace patente la lucha -y la vergüenza- que supone para un artista no saber hablar inglés, la lengua del mundo del arte- en An Artist who Cannot Speak English is No Artist (2003). Rainer Ganahl imagina un mundo en el que la lengua y cultura chinas arrinconan y dominan por completo la cultura occidental en el vídeo I Hate Karl Marx, invitando al espectador a reflexionar sobre la relación entre idioma y poder.

No obstante, la muestra plantea otros modos de acometer la voz en el arte mediante otras disciplinas artísticas. Luis Camnitzer presenta Insults (2009), una instalación en la que un texto mural en los seis idiomas oficiales de la ONU (inglés, español, árabe, ruso, francés y chino) y en gallego, se pregunta de qué modo puede una lengua -que en un principio sirve para comunicar- ser empleada para excluir a la gente de la sociedad. Dora García, por su parte, realiza una intervención utilizando el formato A4 del papel para traducir la nota de prensa de la exposición a doce lenguas minoritarias en Letters to other planets (2005), acotando la temática propuesta para cuestionar hacia donde se dirige la comunicación de una institución cultural.

Luis Camnitzer | Insults (2009)
Luis Camnitzer | Insults (2009)

¿Cualquiera puede ser un traductor en potencia?

Esta es la hipótesis que plantea el joven comisario suizo Martin Waldmeier. A través de las obras de quince artistas de diferentes generaciones y procedencias, la exposición La voz del traductor crea un recorrido que permite al visitante analizar y repensar el lugar de la traducción en la era de la globalización.

El término “traducción” se utiliza aquí en su sentido más amplio, que incluye los esfuerzos por comunicarse en una lengua que no es la propia, sin tomar en consideración el dominio de la lengua, las nociones básicas de expresión o el fuerte acento. La lengua del futuro podría quizá derivarse de esta hibridación.

Lengua materna, lengua extranjera, lengua oficial o minoritaria, lengua en peligro de desaparición, lengua vehicular… No importa la categoría en la que se encuadren; los idiomas no son solo una forma de comunicación, sino que ofrecen un sentido de pertenencia, crean comunidad, y tamizan nuestra manera de percibir el mundo.

Del mismo modo, la lengua se relaciona con el poder, y puede ser empleada tanto para incluir como para excluir a aquel que habla diferente. En un momento en el cual la emigración y el desarraigo son cada vez más habituales, la exposición plantea las siguientes preguntas: ¿qué significa vivir entre lenguas? ¿La globalización nos convierte a todos en “traductores”? ¿Cuál será el idioma del futuro?

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

"Lo último en #Arte en Galicia"

Ir