Las Alucinaciones de Jorge Perianes en Max Estrella

"en Exposiciones/Galerías"

Alucinaciones | Jorge Perianes
19 de noviembre al 21 de enero de 2017
Max Estrella


perianes

Con su nueva exposición en la galería Max Estrella, Jorge Perianes vuelve a demostrar su singular talento como artista y poeta para plantear cuestiones que ponen en entredicho nuestra percepción del mundo y, muchas veces, nuestra propia identidad.

En Alucinaciones, tomando como punto de partida singulares lecturas de neurociencia y psiquiatría -de hecho el título de la exposición parte de una de ellas, más concretamente de Oliver Sacks-, Jorge Perianes reflexiona sobre la artificialidad, la reconstrucción mental, la cosificación, lo momentáneo y caduco como nuestros pobres elementos para asimilar y juzgar lo real. Desde el final de la II Guerra Mundial (posmodernidad), la realidad se nos aparece cada vez más fragmentada e incompleta, discontinua y caótica; los discursos se desmoronan a la vez que quizás nuestra capacidad de atención, profundización y conexión.

periEl cerebro analiza el mundo exterior a través de los sentidos, pero los sentidos fragmentan los atributos de la realidad para su análisis. A pesar de esta fragmentación de la realidad externa, en el interior del cerebro tenemos una representación unificada del mundo externo. Uno de los problemas más interesantes de la neurociencia es entender cómo el cerebro logra esa unidad perceptual, es decir cómo enlaza o une una imagen fragmentada para generar una imagen coherente. Es en este momento conocido como enlace, donde la obra de Jorge Perianes se detiene. Alucinaciones hace referencia a las trampas de la percepción y a cómo el cerebro corrige y reconstruye lo incompleto de forma increíble e incluso alucinada.

Pero también cada vez más nuestras privaciones sensoriales, y estas llevadas al extremo, pueden producir percepciones engañosas y derivar, entre otras neurosis, en la poliopía -visión de múltiples imágenes en presencia de un solo objeto- o la palinopsia -percepción reiterada de imágenes tras la desaparición del estímulo visual que las originó. “Me interesa este conocimiento fallido, estas ilusiones substitutas de lo real. Cuando aparece un fragmento (siempre en mis piezas), cómo lo reinterpreta la mente; me interesa el tema desde el punto de vista de la percepción de la obra de arte. Constatar como lo irracional persiste y se mantiene fuerte, y como lo racional sucumbe por ser cuestionado desde mil frentes”.

Vemos con el cerebro, no con los ojos, por ello es importante analizar en qué se basa nuestra mente para construir e inventar elementos, cuáles son sus motores y cuál es el porqué y el cómo de una interpretación de lo real. Estas cuestiones propias de la ciencia son abordadas por Perianes desde la práctica artística buscando una posible edificación y un discurso positivo, en el que se unan a la manera clásica y poética, símbolos distantes (en apariencia) para buscar nuevos significados o “salidas” al mundo. “En este sentido provengo un poco del surrealismo, pero sin sus deseos radicales de transformación y ruptura, no soy tan ambicioso ni ingenuo. Busco la poesía, y hablo del ser”.

copas

El muro central de la galería se multiplica y cada nueva estructura se desintegra y deteriora, pero a pesar de esa decadencia surgen de entre sus agujeros y deformidades algunas obras y esbozos que tal vez, como el sistema capitalista, se van adaptando de forma increíble, de forma “líquida” y se acoplan en los intersticios ocupando los espacios huecos de forma casi orgánica y natural. “Me interesa el capitalismo como construcción extremadamente astuta e inteligente, y además coherente (no estoy del todo en contra de él, pero me preocupa su esencia de velocidad y muerte)”.

Sólo es posible enfrentarse a la decadencia y patología, a esta terrible verdad a través de la poesía, en palabras de David Barro: “Jorge Perianes se apoya en la fábula, y más todavía en la poesía, porque sabe así que el proceso de aprehensión y de acercamiento del espectador será más fácil que asumiendo la verdad desnuda, descarnada”*.

Comentarios

"Lo último en Exposiciones"

Ir