Leto, Badia y Monclús, turbulencias pictóricas

"en #Arte en Cantabria/#Arte en Madrid/Espacios/Exposiciones"

Las reglas del juego son de 36x48cm, dos veces por tres. Partiendo de esta casilla, Yann Leto, Marc Badia y Jan Monclús tiran los dados, desatando una serie de triangulaciones desorientativas.

Cada artista ha pintado dos cuadros en el estilo de los otros dos. La apropiación de la obra ajena se torna persecución, aunque lo perseguido nunca sea alcanzado. A partir de esta iniciativa de habitar el otro, se desencadena una turbulencia narrativa en lo pictórico e instalativo. Los roles de depredador y presa se desperdigan entre los personajes en las pinturas, acechándose entre sí, robándose los calcetines; atisbándose o con la mirada o con la escopeta. 

Un gran cúmulo de colillas de cigarrillos se aglomera en una esquina, señal del torbellino disfuncional que recorre la sala. En ceniceros, salchichas. Zapatillas desfiguradas se persiguen en círculo. Esta colectiva-que-juega-a-individual dejó la seriedad en febrero, y se disfraza de bufón.

JAN MONCLÚS recurre asiduamente al error y fracaso como contrapunto a las narrativas de éxito imperantes en la contemporaneidad. 

Mediante una disfunción manifiesta muy dirigida al lenguaje de internet (memes, gifs, etc.) MARC BADIA potencia lo absurdo como sistema de crítica social y, al mismo tiempo, como refugio personal desde el que abordar su practica.

Las obras de YANN LETO demuestran una repulsión obscena y a su vez una atracción por los horrores de la cultura de consumo y la ultra-violencia de los medios de comunicación, trazando un círculo visual emocional que reposiciona al hombre en una sociedad marcada por el desasosiego. 

 JUMANJI 
Yann Leto, Marc Badia y Jan Monclús
Del 14 al 30 de marzo de 2019
Espositivo

Comentarios

"Lo último en #Arte en Cantabria"

Ir