Mañana será otro día

"en #Arte en Madrid/Exposiciones/Galerías"
Marta Nieto

La galería Modus Operandi presenta “Mañana será otro día” [30 mayo- 30 julio, 2019], proyecto de Rafael Jiménez en el cual aúna a once artistas bajo un mismo precepto: mostrar las distintas formas de ser artista en el panorama contemporáneo actual. Las once personalidades vienen del mundo andaluz o se relacionan con este. Serían: Vanessa Mora (Málaga, 1992), Demetrio Salces (Montalbán de Córdoba, 1987), Chema Rodríguez (Puente Genil, Córdoba, 1987), Manuel García Cruz (Rute, Córdoba, 1978), Salvador Jiménez Donaire (Sevilla, 1994), María Morilla (Córdoba, 1984), Alexander Gross (Jerez de la Frontera, Cádiz, 1987), Marta Nieto (Cádiz, 1980), Little (Doña Mencía, Córdoba, 1989), Rafael Blanco (Sabadell, 1980), Lola Zoido (Zafra, 1994).

Sin embargo, Rafael no reúne a artistas, sino a personas, cada cual con sus inquietudes, con su lenguaje propio. Esto permite la transformación de la galería en algo más allá de un ‘simple’ espacio expositivo; un lugar de cambio, de intercambio no solo para quien crea, sino para quien ve lo creado. A este respecto, el espectador se enfrenta a gran cantidad de obra, variopinta y, en primera instancia, sin cohesión aparente. El proyecto persigue justamente esto: el presentar formas distintas de ver las cosas.

María Morilla

Las diferentes maneras de percibir el mundo permiten una retroalimentación continua tanto en las personas que visitan la galería –o deberíamos llamarlo espacio, precisamente por esa pluralidad de contenidos- como quienes hablan de ella. No se trata pues de hablar [tan solo] de la obra expuesta, sino de las relaciones entre sí. Dichas relaciones pueden verse con y entre los creadores, pudiendo clasificarlos en una serie de grupos entendidos como temáticos, a saber: pintura y color como narraciones sensibles [Vanessa Mora, Demetrio Salces, Chema Rodríguez], procesos artísticos que camuflan el acto de pintar/dibujar y el gesto a través de códigos [Manuel García, Salvador Jiménez, María Morilla], lenguajes desenfadados en relación con afectos y el papel del artista [Little, Marta Nieto, Alexander Gross] y procesos pictóricos relacionados con el paisaje y la influencia del entorno digital [Rafael Blanco, Lola Zoido].

Todo gira en torno al arte, en torno a las preocupaciones de las personas presentes en el espacio. Eso incluye no solo a los artistas, sino también a los espectadores, a toda persona con predisposición al acercamiento e interés. Pues “Mañana será otro día” no es solo una reunión de amigos, sino de profesionales del mundo del arte, capaces de exponer una mirada, propia y seductora. Este crisol -creado por Rafael Jiménez y sus once colaboradores- se convierte así en una visión, una posibilidad de futuro en el panorama del arte contemporáneo.

Fernando Sánchez Morote
@fernandosam92

Comentarios