Manuel Colmeiro inicia la programación 2020 del MARCO

Como inicio de la programación 2020, el MARCO inaugura una muestra de producción propia, comisariada por Xosé Carlos López Bernárdez, que tiene como objetivo ofrecer una nueva mirada sobre la obra de uno de los pintores clave en la historia del arte gallego: Manuel Colmeiro.

Bajo el título Espacios y encuadramientos, y conformada por una selección de obras procedentes del comodato y de diferentes colecciones, acompañadas de material documental, la muestra se configura a partir de una cuidada investigación y relectura del sentido, objetivos e incidencia de la obra de Colmeiro. Una visión diferente, más contemporánea que historicista, que intenta aportar nuevas lecturas y enfoques. Se hace especial hincapié en la implicación del artista en los debates en torno a la figuración en la Europa y América de los años veinte y treinta, los dibujos de guerra, y otros momentos menos conocidos de su trabajo.

La exposición está diseñada como una lectura, que traza varios ejes espacio-temporales y repasa su trayectoria desde los inicios de su formación argentina hasta su regreso definitivo a Galicia, a través de las cinco secciones en las que se estructura la muestra. En este amplio recorrido, se incide en su relación con los espacios artísticos donde desarrolló su obra —Buenos Aires, París, Galicia— y se subraya su decisiva contribución a la formación del Movemento Renovador da Arte Galega, presentando sus obras junto a las de otros artistas gallegos —Maside, Souto, Torres, Laxeiro, Virxilio Blanco— y ejemplos de otros contextos de la modernidad internacional, principalmente argentina. 

El realismo “moderno” de Colmeiro y del conjunto de Os Novos, como se podrá percibir, fue la dirección dominante que adoptó la ideología de la vanguardia en Galicia, con un deseo de hacer que la praxis artística se orientase por la doble consigna crítica de identidad y de modernidad: reflejar la esencia de lo gallego sin dejar de ser modernos. 

Como los diferentes realismos surgidos en la Europa de entreguerras, el de Colmeiro y otros pintores gallegos parte del reconocimiento de sentirse herederos de una tradición. Se trata de un patrimonio en el que quieren ahondar, buscando en él los aspectos esenciales, lo que implica su modernización pero de ningún modo su destrucción. En esto coinciden con otros fenómenos artísticos de ese período, como el de los pintores italianos del Novecento, la Neue Sachlichkeit (la “Nueva Objectividad” alemana) o los “Nuevos Realismos” de América Latina (en contacto con los cuales va a transcurrir parte de la trayectoria de Colmeiro en Argentina).

MANUEL COLMEIRO. Espacios y encuadramientos hace, pueshincapié en los contextos, en los diálogos con otros actores, en su inserción dentro de las corrientes estéticas con las que convive el pintor y en los diferentes espacios geográficos y culturales donde desarrolla su larga trayectoria vital y artística.

Con motivo de esta muestra, se editará un cuidado catálogo con un estudio del comisario, con la reproducción de las obras de la exposición y amplia documentación, resultado de todo el proceso de investigación.

Comentarios