Moviendo los marcos del patriarcado. El pensamiento feminista de Emilia Pardo Bazán

Aspiro, señores, a que reconozcáis que la mujer tiene destino propio; que sus primeros deberes naturales son para consigo misma, no relativos y dependientes de la entidad moral de la familia que en su día podrá constituir o no constituir “La educación del hombre y la de la mujer”.

Emilia Pardo Bazán. Memoria al Congreso Pedagógico, 16 octubre 1892.
En Galicia mover los marcos alude a mover las lindes, los mojones que delimitan las fincas con precisión. Esta referencia en el título de un libro hablando de la polifacética autora gallega denota ya toda una declaración de intenciones por parte de sus dos autoras: Marilar Aleixandre y María López-Sández. Ambas buscan a través de este libro reflexionar sobre el modo en que “las ideas de Emilia Pardo Bazán contribuyen a lo que llamamos mover los marcos del patriarcado (…), en otras palabras la forma en que cuestionan el sistema social, las identidades y las reglas establecidas”. 

Emilia Pardo Bazán fue una mujer de su época para algunos temas y una adelantada para otros. Aún hoy, más de cien años después, sus textos sorprenden por la modernidad de lo expuesto. “Ella aplicó la mirada feminista, anticipando la que hoy llamamos lente violeta, no únicamente a la violencia física, sino también a la simbólica; no solo a las discriminaciones legales como el acceso a los estudios o a todas las profesiones, sino también a las asimetrías en los discursos sociales, a la doble moral sobre sexualidad y el derecho de las mujeres al placer, sobre las ambiciones intelectuales, e incluso sobre pequeñas acciones cotidianas como fumar”, como explican las autoras en el prólogo. 

A través de 204 páginas y nueve capítulos, a modo de nueve hilos de ideas, se entretejen los planteamientos centrales del pensamiento de la gallega, entre los que se habla de educación, maternidad, matrimonio, violencia simbólica y física, emancipación económica, etc

“Moviendo los marcos del patriarcado. El pensamiento feminista de Emilia Pardo Bazán” pone de manifiesto la modernidad que respiraban las propuestas y forma de vida de la escritora gallega. Como explican sus autoras en el prólogo: “La singularidad de Emilia Pardo Bazán radica, por un lado, en la defensa explícita del feminismo en sus artículos y ensayos. Un segundo rasgo de esta singularidad reside en que algunas ideas centrales de lo que podemos llamar su programa feminista se adelantaron al feminismo de su tiempo”. 

“Yo soy una radical feminista. Creo que todos los derechos que tiene el hombre debe tenerlos la mujer” escribía Pardo Bazán un 4 de febrero de 1914. Como explican sus autoras: “radical fue el modo en el que denunció los mujericidios, palabra que acuñó, nombre que le debemos, crucial para enfrentarse a ellos, pues lo que no se nombra no existe”. Este libro no sólo traza un recorrido por los pensamientos de Pardo Bazán, sino que explica cómo esa forma de pensar de la autora se extrapolaba de manera real a su forma de vivir, a sus decisiones como madre, hija y mujer en la sociedad del momento. 

Pardo Bazán “reclamó para las mujeres la capacidad de ser diferentes, lo que llamaba el individualismo y el «diferentismo»”, una capacidad que ella desarrolló a lo largo de su vida, ya que una de sus constantes, en palabras de las autoras, fue “contradecir las ideas establecidas sobre las identidades de las mujeres”

Pero no se puede terminar de entender el impacto de la modernidad de Emilia Pardo Bazán sin conocer su contexto. Para ello, Aleixandre y López-Sández establecen a lo largo del libro un diálogo entre Pardo Bazán y Rosalía de Castro, autoras ambas que se pueden encuadrar en la escritura de la Nueva Mujer, con la que nuestra autora también se muestra radical. Pero también se establece un diálogo con otras autoras reconocidas del momento a nivel internacional, así como con Concepción Arenal, de quien fue contemporánea.

LAS AUTORAS

María López-Sández (Lugo, 1973) es doctora en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad de Santiago de Compostela. Como ensayista, es autora de Paisaxe e nación: a creación discursiva do territorio (2008) y de Illados. Diario da pandemia (2020), y como autora de ficción ha escrito La forma de las nubesO faro escuro y A noite da deusa, novela juvenil en la que el género fantástico se vincula a una alegoría feminista. Como investigadora se ha especializado en el estudio del espacio literario, el paisaje, la obra de Rosalía de Castro o el uso de Sistemas de Información Geográfica para trazar mapas literarios.

Marilar Aleixandre (Madrid, 1947) tiene la lengua partida, aunque ambas lenguas o voces son feministas; una es narradora, poeta, traductora, escribe en gallego y pertenece a la Real Academia Galega. Entre sus libros, Mudanzas e outros velenos (Mudanzas y otros venenos, 2017), poesía reunida, La cabeza de medusa, novela juvenil sobre la violación social que sigue a la física, o As malas mulleres (2021), sobre la cárcel de mujeres La Galera de Coruña en 1863, premio Blanco Amor. La otra voz es investigadora sobre argumentación, aprendizaje de las ciencias y pensamiento crítico, participando en obras como Enseñando ciencia con ciencia (FECYT-Fundación Lilly, 2020), por lo que ha recibido diversos premios.

Moviendo los marcos del patriarcado. El pensamiento feminista de Emilia Pardo Bazán
Ménades Editorial. Comprar AQUÍ

Comentarios