Nacho Martín Silva | El gran estudio

Nacho Martín Silva inaugura, el próximo 23 de septiembre, El gran estudio, comisariado por Ángel Calvo Ulloa, en el Centro de Arte Alcobendas. El proyecto, que podrá verse hasta el 10 de diciembre, ha ocupado de un modo intermitente la producción artística del pintor durante los últimos cinco años.

Iniciado en 2011, con motivo de la exposición individual realizada en el desaparecido Espacio F, este proyecto parte de una invitación al espectador, de la exigencia de proveer de material gráfico con el que sacar adelante una serie de pinturas de gran formato. Ha sido un proceso que lo ha acompañado de manera casi obsesiva y que ha supuesto, ahora que podemos ver reunidos los ocho lienzos que lo componen, un ejercicio de evolución pictórica que sin duda se planteaba en un momento en que la práctica de Martín Silva exigía un salto en lo relativo al “¿qué pintar?” Fiel a la idea de pintura histórica, El gran estudio no responde a una estructura narrativa al uso, sino más bien a una estructura poética. A una secuencia de hechos aislados que se han visto circunstancialmente reunidos en un mismo lugar. Al mismo tiempo, establece una línea cronológica que corre pareja a la evolución de la pintura de Martín Silva. Sin duda, estos cinco años han supuesto el despegue, a nivel nacional e internacional, de un pintor cuyo trabajo comienza a ser perfectamente reconocible y, quizás, El Gran Estudio haya sido un proyecto definitorio a la hora de configurar un modus operandi basado, además de en una paleta muy característica, en el tipo de composición que nos encontramos en cada una de sus pinturas de pequeño o gran formato.

1_cuadro-180-x-300-mejorado
Nacho Martín Silva. The Painting (El Gran Estudio). Óleo sobre lienzo/ oil on canvas. 180 x 300 cm. 2012 Colección Los Bragales

El proyecto tenía inicialmente como objetivo la realización de un único gran cuadro de historia en el cual la narración sería azarosa, marcada por las imágenes insertadas por el público, sin relación entre ellas y sobre esa escenografía inamovible. Sin embargo, retomando la problemática inicial del “¿qué pintar?”, Nacho Martín Silva encontró en este método un formato que le permitía seguir haciéndolo sin descanso, prestando atención únicamente a la composición y a su traslado al lienzo.

Como testigo de esta lucha librada, además de los ocho grandes lienzos que configuran El gran estudio, apenas una escena convertida en acción, la de un pequeño lienzo –el noveno y más silencioso de este gran proyecto- que nos recuerda que aquel lugar un día estuvo vacío, pero que contuvo todos y cada uno de los grandes estudios y a la vez ninguno.

Este proyecto, y su consiguiente exposición en conjunto, cierra un período que el artista asume con una mezcla de sensaciones, que van del alivio a la incertidumbre.

+ INFO: Centro de Arte Alcobendas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.