No son mis espinas las que me defienden

"en #Arte en Galicia/Comisariado"

No son mis espinas las que me defienden | Celeste Garrido
Museo Manuel Torres
5 febrero – 4 marzo 2016


Latamuda Celeste Garrido | Tortura femenina [Serie Pesadillas], 2010 |Pétalos de rosa, espinas, plástico y yeso, 17 x 23 x 9 cm
Celeste Garrido | Tortura femenina [Serie Pesadillas], 2010 | Pétalos de rosa, espinas, plástico y yeso, 17 x 23 x 9 cm

El 5 de febrero de 2016 Celeste Garrido inaugura en el Museo Manuel Torres de Marín su exposición individual, No son mis espinas las que me defienden, comisariada por el equipo de Latamuda, en la que a través de una serie de instalaciones plantea una reflexión sobre la mujer y sobre lo que ésta significa en la sociedad. El trabajo que ahora presenta es una selección de obras realizadas en los últimos cinco años y un proyecto específico Vanitas, que se muestra por primera vez en esta exposición. Con motivo de la muestra se publica un catálogo que se constituye como plataforma de visibilización del proyecto.

Esta muestra pretende rescatar y revalorizar la obra de la artista Celeste Garrido, cuya trayectoria sobresale en el sector de las artes plásticas de Galicia por su labor en la investigación y reflexión en torno a las relaciones existentes entre el binomio arte-mujer.

“La moda y el cuerpo son categorías cuya influencia en nuestra cultura de masas es ya innegable. Conceptos político-estéticos que influyen poderosamente sobre el modo en que se construye nuestra identidad y sobre la forma de relacionarse con los demás en los ámbitos sociales. El culto al cuerpo se torna como ritual bajo el que subyace el más conspicuo poder blando generador de desigualdades, dominaciones y sometimientos.

No resulta paradójico que la artista descontextualice sus propios maniquíes en un ejercicio de deshabituación llevándolos al plano del museo, ya vistiéndolos con ropajes de materiales frágiles, como en las obras de Sin título. Serie Nupcial, ya cubriéndolos con materiales pictóricos o naturales, proponiendo una metodología de abstracción que incide en un proceso aditivo de significaciones para negar la propia conceptualización. Volviendo a López Pardina, la artista que nos ocupa instaura en sus piezas el presente de la eterna juventud expresado en la belleza de la mujer de piel tersa y sin arrugas, con cuerpo esbelto y firme. Pero esta eterna juventud la presenta abocada al paso del tiempo y al reconocimiento inevitable de la aceptación de la pérdida interponiendo el valor intrínseco de los materiales efímeros y fugitivos en la materialización de la obra. Constancia de ello dejan tanto los elementos de la naturaleza empleados (pétalos y espinas de rosas) como otras sustancias, normalmente utilizadas como ingredientes de cocina y, por consiguiente, asociados al sustrato femenino, como las gelatinas o la miel (Vanitas). Esto contribuye a un proceso de creación pensado para hacer de cada obra el epicentro de una significación perceptible a través de diferentes vías. Ya no solo es la percepción visual la que nos recuerda la fugacidad del tiempo, sino también la percepción olfativa de los materiales en descomposición.”

Sobre Celeste Garrido

Celeste Garrido (Marín, Pontevedra, 1972) es artista, comisaria e investigadora. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Vigo, compagina su quehacer artístico con la educación y la investigación en el campo escultórico, formando parte del grupo de investigación ES2 de la misma universidad, dirigido por Yolanda Herranz y Jesús Pastor. Es miembro también del colectivo artístico D3.

Entre sus exposiciones individuales se encuentran Ingravidez en rojo (Sala X, Pontevedra, 2003), Grupo d3. Intervención artística en blanco (Iglesia de la Universidad, Santiago de Compostela, 2000), ¿Amas? (Intervención artística en establecimiento comercial ‘Amas’, 2000). Ha participado también en numerosas muestras colectivas como Coser y callar (Iglesia de San Miguel, Castellón y Sala de exposiciones de Caixa Galicia, A Coruña, 2010), Generosas y fuertes (Fundación Gonzalo Torrente Ballester, Santiago de Compostela, 2009), Voilá la femme. XIII Edición (Ateneo Santa Cecilia de Marín, Pontevedra, 2006) o Clónicas (Casa das Artes, Vigo, 2004).

Su discurso artístico surge de la relación entre la experiencia creativa y la condición femenina, incorporando a su obra objetos y materiales propios de lo cotidiano cuyas propiedades simbólicas, unidas muchas veces al propio contexto, sirven para hilar un discurso que habla sobre la mujer y sobre lo absurdo de algunas acciones cotidianas, para tratar de revelar el sentimiento de vacío que conlleva, la ausencia de sentido de las cosas. Se trata de una mujer cuya acción está siempre condicionada por la mirada del otro, por una dependencia emocional que hace que su propia voluntad se desvanezca.

Una parte muy significativa de su proyecto artístico hace alusión a la fragilidad corporal, la noción de tiempo que pasa y el carácter cambiante de las cosas; la inestabilidad unida a la idea de belleza que persiste en nuestro imaginario colectivo, directamente relacionada con el deseo y la seducción.

Comentarios

11 Comments

  1. Increible la exposición, me encantó, una gran profesional no sóllo nos aporta arte sino también nos revuelve el alma.Maravillosa.

  2. Me encantan todas las obras de Celeste Garrido. Demuestran una gran creatividad y gusto artístico!!! Enhorabuena por la exposición nadie debería perdersela.

  3. Una exposición capaz de despertar todos los sentidos. Un placer dejarse seducir por una experiencia conceptual que da un aire renovado el espacio del Museo, a la vez que nos hace reflexionar sobre la gran lacra de la violencia de género.

  4. Lo que me gustó es como una ideas…pensamientos se pueden transmitir no sólo desde la evidencia. Y con tan pocas cosas…se dice mucho…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

"Lo último en #Arte en Galicia"

Ir