Patricia Dauder y Misha Bies Golas, ganadores de las becas de producción DKV/MARCO

"en #Arte en Galicia/Convocatorias/Exposiciones"

El jurado de las Becas de Producción DKV/MARCO 2015 ha concedido las ayudas a Patricia Dauder y Misha Bies Golas

La convocatoria, que se hizo pública el 13 de febrero, tiene como objetivo otorgar dos becas para la realización de sendos proyectos de artistas españoles o con residencia legal en España, nacidos a partir de 1972.

La selección de los proyectos estuvo a cargo de un jurado compuesto por Alicia Ventura como miembro designado por DKV Seguros; Iñaki Martínez Antelo y Agar Ledo Arias por parte del MARCO; David Barro (director Fundación Luis Seoane) y Carlos Rosón (director de Fundación RAC) como miembros externos.

Las dos propuestas ganadoras corresponden a Patricia Dauder (Barcelona, 1973) y Misha Bies Golas (Lalín, Pontevedra, 1977). El jurado tomó su decisión tras examinar y valorar en detalle un total de 142 proyectos presentados, 30 de ellos procedentes de Galicia. En la decisión se tuvo en cuenta la calidad de las propuestas y su viabilidad técnica y de realización en función de los plazos y el presupuesto. Las dos obras seleccionadas formarán parte de la exposición que tendrá lugar en las salas de la planta baja del MARCO a partir del 16 de octubre de 2015, junto a otras obras producidas por DKV y pertenecientes a su colección.

Patricia Dauder (Barcelona, 1973) :: Recinto

En la obra de Patricia Dauder, materia y estructura constituyen los medios a través de los cuales proyecta ideas y sensaciones sobre el paso del tiempo y la idea de espacio, siendo la observación del mundo natural una práctica constante. Las imágenes y objetos son resultado de largos procesos de trabajo en que se establece un diálogo entre el comportamiento azaroso de los materiales y sensaciones, proyecciones mentales que se nutren de referencias múltiples –literarias, visuales, históricas o autobiográficas– e ideas como la relación entre positivo y negativo, masa y vacío, construcción y destrucción, o sistemas de representación gráfica como mapas y cosmologías.

En el último año ha surgido en su trabajo un interés por transferir algunos procesos ejecutados en el estudio hacia territorios semi-urbanos. Esta creciente necesidad de romper con la introspección habitual del estudio y expandir su práctica hacia una esfera más real ha desembocado en un proyecto llamado Trabajos Subterráneos, que en los próximos meses llevará a cabo en un solar abandonado en El Prat de Llobregat (Barcelona), donde realizará una serie de excavaciones subterráneas con el objetivo de experimentar con procesos de transformación y erosión que afectan a la materia cuando yace enterrada por un periodo de tiempo, con el objetivo de abordar diferentes tipologías de recintos subterráneos. Los resultados de este trabajo de campo se plasmarán a su vez a través de una serie de dibujos, esculturas y fotografías.

La propuesta Recinto pretende recoger parte de estos resultados y mostrarlos en forma de instalación. Más allá del carácter experimental del trabajo de campo en el solar, el proyecto le permite generar un conjunto de dibujos, fotografías, y objetos recuperados, que ocuparán los muros y el suelo de la sala, abordando así la idea del rastro, del desgaste y del fragmento; y cómo generar nuevas composiciones y significados a partir de un cierto simbolismo.

Misha Bies Golas (Lalín, Pontevedra, 1977) :: El cielo no es humano

La propuesta de Misha Bies Golas toma como punto de partida una narración de Hanta, protagonista del libro Una soledad demasiado ruidosa, del escritor checo Bohumil Hrabal. Hanta es un obrero que trabaja con una máquina embaladora para prensar papel en un viejo taller subterráneo, y a lo largo de treinta y cinco años ha ido haciendo balas de papel, como esculturas, compuestas por libros y láminas con reproducciones de obras de grandes autores. Su proyecto de utilizar la máquina para realizar la obra de su vida, una serie de esculturas que contenga todos los volúmenes de su colección, se verá frustrado por la introducción de nuevos métodos de producción, inhumanos e impersonales.

El cielo no es humano consiste en instalar una prensa de papel en el sótano del museo, y a partir de aquí realizar de manera casi artesanal y a modo de recreación documental, una serie de balas de papel prensado, emulando las que Hanta describe en su relato. “El cielo no es humano y el hombre que piensa tampoco lo es, no puede serlo de ninguna manera, y yo prenso un paquete tras otro, en el corazón de cada uno pongo un libro abierto por la página donde el texto es más bonito…

Misha Bies Golas entiende este proyecto como una continuación de sus últimos trabajos en torno a los libros, la literatura, las apropiaciones, y la obra de diferentes artistas como Alberto Sánchez, Seoane, o el Jusep Torres Campaláns de Max Aub.

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

"Lo último en #Arte en Galicia"

Ir