Saskia Rodríguez y Yuran Henrique exponen el resultado de su residencia en el CAAM

"en Arte en Canarias/Exposiciones"
Presentación de las exposiciones de los artistas Yuran Henrique y Saskia Rodríguez

El Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) presenta las exposiciones del artista caboverdiano Yuran Henrique y de la creadora grancanaria Saskia Rodríguez, que han desarrollado durante el mes de febrero su residencia artística en este centro de arte del Cabildo de Gran Canaria.

Las dos exposiciones se pueden visitar hasta el 27 de mayo, en salas expositivas de la segunda planta del CAAM. Ambas muestras son el resultado de la segunda edición del programa ‘Artistas en Residencia’ convocado por segundo año consecutivo, con la idea de promover la creación de proyectos artísticos inéditos en el CAAM.

Yuran Henrique y Saskia Rodríguez

Yuran Henrique presenta una selección de 10 obras de pintura reunidas bajo el rótulo ‘Calendario’ 2018, mientras que Saskia Rodríguez presenta la instalación titulada ‘Inestabilidad textual. Un proceso de ocultación’ 2018. Ambos artistas han realizado además una obra de forma conjunta, ‘Un cuadro muy guapo y un plátano‘,  2018, como resultado de la buena sintonía de trabajo que han mantenido ambos artistas en el periodo de residencia.

Cabe recordar que la selección de Saskia Rodríguez como artista residente se realizó dentro de la convocatoria pública promovida en enero por el CAAM para artistas de las Islas. En paralelo, el creador caboverdiano Yuran Henrique ha realizado su residencia, con la colaboración de la Embajada de España en Cabo Verde.

Saskia Rodríguez

El proyecto de Saskia Rodríguez (Gran Canaria, 1993) está enfocado en las ideas de edición y de fake, concepto este último que se emplea en el arte para plantear cuestiones sobre cómo se construye la credibilidad o cómo se generan los valores de verdad en la sociedad.

En su obra, una torre de falsos periódicos “apela la necesidad de difundir cierta información aún cumpliendo la acción contraria, o una serie de dibujos que simulan cartas o manuscritos ilegibles”. El principal objetivo es “generar una duda constante de lo que la artista considera el núcleo central de nuestra cultura visual; la reproductibilidad de la imagen y la confusión en consecuencia de la sobreinformación.

Tras la búsqueda de (re)presentar la letra como un instrumento de ilegibilidad, que nada tiene que ver con el lenguaje, plantea entender la ausencia de mensaje a través de la censura o la desaparición de textos. Para ello hace uso de la escritura no escrita, originando un código gráfico que alude pero no representa textualmente lo que supuestamente se escribe o se quiere decir.

El proyecto sienta sus bases sobre las ideas de edición y fake, una serie de piezas fundamentadas en la mentira en las cuales el espectador no sabe toda la verdad sobre el objeto/imagen que mira. John Berger afirma que la publicidad es la cultura de la sociedad de consumo y divulga mediante las imágenes lo que la sociedad cree de sí misma. La importancia del plegado y la casi ocultación de la imagen es clave, pues sólo se nos dará la opción de acceder a cierta parte del supuesto mensaje. Un falso intento de comunicación con el otro, textos que son imágenes e imágenes que parecen textos”, explica la artista.

Yuran Henrique

Por su parte, el trabajo de Yuran Henrique (Isla de San Vicente, 1993) es pictórico y está basado principalmente en la ilustración y el arte urbano. Desde muy joven, muestra interés por la pintura, ilustraciones, las artes urbanas y la dramaturgia, formando parte en diversos espectáculos de teatro.

En sus obras, el artista describe escenas de su vida y experiencias de la realidad en ciudades y barrios de Cabo Verde, tratando de romper los estereotipos con los que siempre se ha descrito a la identidad africana y caboverdiana y de cuestionar la identidad y la estética de este universo. Yuran Henrique reside y trabaja en Praia, capital del archipiélago de Cabo Verde.

Sobre el proyecto realizado en el CAAM, explica el artista que “dentro de una fantasía metafórica, a veces inquietante, las composiciones encuentran su armonía en el propio caos”. De este modo pretende mostrar “los estados de espíritu que evolucionan en búsqueda de lo más profundo.

El concepto de tiempo nos hace viajar a un mundo que se transforma y que nos incita a seguir viviendo adaptándonos al medio cambiante. Los deseos inconscientes de nuestra naturaleza, las intuiciones primitivas, las experiencias de lo cotidiano. Estas pinturas representan estos estados transitorios del pensamiento”, apunta el artista.

Comentarios

"Lo último en Arte en Canarias"

Ir