Tres Tristes Tigres (T.T.T), un experimento de Nano4814, Brk192 y Sekone

Tres días para intervenir los muros de la coruñesa Monty4 Arte Contemporáneo, les valdrán a Nano4814, Brk192 y Sekone para animar a los Tres Tristes Tigres (T.T.T.) de este singular experimento a tres bandas, que forma parte de FKM Festival de Cinema Fantástico (A Coruña). El resultado se podrá ver a partir de la 13h del sábado 22 (oct-16).

tres-tristes-tigres

Nano4814 – El androide de exploración avanzada Nano4814 constituye el caso más curioso y a la vez exitoso de la compañía Yutani. Nadie esperaba que un modelo de la serie N4000 programado para cumplir estrictamente sus tareas de exploración exoplanetarias, se rebelaría contra sus directrices, convirtiéndose en el primer científico no humano de la compañía y sirviendo de base para la creación del famoso modelo N5000.

Brk192 – Bajo la superficie de Londres se oculta gran parte de la historia secreta del mundo. Muchos desconocen la existencia de una larga red de túneles controlados por el milenario culto de la Horda. Corre el rumor de que su líder, el sumo sacerdote BRK192, ha descubierto la forma de insuflar vida y conciencia a pequeños objetos inanimados, instruyéndolos bajo sus siniestras doctrinas a la espera del momento adecuado para lanzar la ofensiva definitiva contra los enemigos del culto.

Sekone – Tras los acontecimientos que sucedieron a la 5ª gran guerra galáctica y tras la pérdida del Arca, el comandante S.S. Sekone abandonó la carrera tecnomilitar profundamente defraudado. Después de resolver la clave del vector Sigma, comparte sus tareas de bibliotecario pangaláctico con la docencia del antiguo arte del metalikato.

…. Los tres sabían que para llevar a buen rumbo la misión tendrían que exprimir al máximo sus habilidades. Durante tres días debían servirse de un archivo de conocimientos acumulado durante tres vidas, y con ello completar los huecos del terrible enigma que se les planteaba. Al fin y al cabo, estaba en juego el destino de todo un multiverso…

“Ya ha ocurrido dos veces previamente. Cada cierto tiempo – y sin proponérnoslo – tres artistas ocupan el espacio de Monty4, se adueñan de sus paredes y de forma libre se expresan. Correa Corredoira, Jaime Tenreiro y Alfonso Abelenda se “encerraron por pintura” primero, después lo hicieron Ana Lamuño, Yolanda Dorda y Sara Seoane. Y, sin intención de pauta o continuidad, ocurre que ahora estos Tres Tristes Tigres (T.T.T), con raíces comunes en la calle, se convocan para bombardear sus muros. Tres artistas, tres fieras del arte urbano – Nano4814, Sekone y BRK192-, tres lugares que no los separan- Madrid, Coruña, Londres-, tres vínculos con Galicia.

Conocí sus obras antes que a sus autores: murales en un garaje de una zona industrial y unos retratos gigantes bajo un viaducto de A Coruña me impresionaron por la excelencia de su realismo, e interesándome por su autoría  encontré a SEKONE. De NANO4814 había oído hablar casi como de un mito, casualmente a escasos metros de mi casa uno de sus icónicos “chocos” amarillos de los asaltos a la calle, se desvaía en una vieja puerta tapiada. Y a BRK192 me lo encontré literalmente en una calle de Londres donde estaba “trabajando” en un festival de arte urbano. Tenía que ocurrir un día, no importa muy bien por qué, los astros se han aliado para que los tres T.T.T. se reúnan frente a los muros de Monty4.

Bien es sabido que en los últimos años una parte importante de los artistas urbanos, ya preparados en muchos casos en escuelas de arte, han traspasado las fronteras de la calle, y mediante diversas y variadas técnicas y soportes (lienzo, papel, mural, ilustración, diseño, dibujo, esculturas, fotografías, video, instalaciones) exponen en galerías y museos. No han dejado de ser grafiteros, street artists, escritores, postgrafiteros, muralistas o cómo cada uno desee llamarles, eso qué importa… el artista que ha trabajado en la calle nunca la dejará del todo, forma parte de su esencia. Pero también ya hace tiempo que han traspasado los muros de otros espacios para quedarse, y la mayor parte de ellos no necesitan puertas para entrar y salir, son los que mejor conocen los códigos “indoors”-“outdoors”.  En muchas ocasiones somos nosotros los que -seducidos por los cantos de sirena de sus trazos libres, de colores saturados, de su provocación, de su sorpresa, de su valentía o incluso de su irreverencia- con cierto pudor les invitamos a nuestro white cube. No siempre es fácil que acepten, son tigres en libertad en su jungla de asfalto con sus códigos y leyes y, solo si ellos quieren, invadirán la galería que de forma efímera -o quién sabe si permanente- formará parte de su hábitat.

Y allí pasará lo que ellos decidan que pase. Serán otras,  pero aquí también dictarán sus reglas. Los tres artistas (T.T.T.) pixelarán la galería en 300 tablas de 30x30cm, y durante tres días, con tres colores, intervendrán en ellas, no en cada una, sino en todas ellas. No crearán 300 obras sino tres, treinta o trescientas, solo ellos lo saben. Conviviremos con su proceso y con su resultado, y finalmente los fragmentos impregnados de spray y acrílico, serán arrancados aleatoriamente y a demanda, al capricho del ojo seducido por el deseo de la pieza, de las piezas… los límites serán solo los que marquen las unidades de pixel, la pared se desconchará y se descarnará de sus tablillas okupas, de su ilusión de creer haber sido calle, dejando un rastro de memoria, un mapa de llenos y ausencias. Los T.T.T. abandonarán este territorio, probablemente cada uno regrese a su hábitat natural -no suelen cazar juntos- mientras su “obra” se destruye en memoria de las raíces efímeras “outdoors” y sus fragmentos se retiran sigilosamente para ser disfrutados en su propia vanidad, ahora sí, “indoors”.”

Valle García

Comentarios