Turner celebra su 50 aniversario

Hace 50 años que Manuel Arroyo-Stephens fundó, en la calle Génova de Madrid, la librería Turner. Eran tiempo convulsos, de dictadura, pero también de ansias de libertad. Al poco tiempo, insatisfecho por la oferta que podría ofrecer a sus lectores, entre la censura franquista y la escasez, decidió fundar una editorial con los libros que quería leer y compartir. Tenía una visión adelantada a su tiempo: la de pensar que la cultura en lengua española se desarrolla en ambas orillas del Atlántico.

Así nació Turner.Siempre inquieto, Manolo Arroyo-Stephens supo hacer algo que no todos logran: transmitir en vida, hace quince años, su legado a una nueva generación de editores que se mantiene fiel a la vocación inicial de Turner: ofrecer libros necesarios, hermosamente elaborados y que reflejen los anhelos de los lectores en España y América Latina.En el catálogo de Turner, con más de 3.000 títulos, conviven dos ámbitos: los libros de arte y los libros de ensayo. En el primero, Turner ha hecho de estas publicaciones un verdadero género en sí mismo, con algunos de los volúmenes más bellamente editados e impresos de la historia de la edición en España, con un fondo editorial de artistas, exposiciones y corrientes indispensable para entender el mundo de las artes plásticas y la fotografía de las últimas tres décadas. En el segundo ámbito, los libros de ensayo de Turner son referencia intelectual.

Casi cuarenta años de diferencia separan la publicación de La forja de un rebelde, de Arturo Barea (1977) y La España vacía, de Sergio del Molino (2016). Tanto por su belleza y claridad de estilo como por su repercusión, ambos títulos simbolizan la incesante actividad de la editorial.El buque insignia de la editorial, Noema, es una colección que ofrece los mejores ensayos sobre temas tan diversos como la historia, la política, el pensamiento, el arte contemporáneo en todos sus géneros y la divulgación científica. De sus autores, destacan la historiadora canadiense Margaret MacMillan, el catedrático Carlos García Gual, la politóloga ruso-americana Masha Gessen o el divulgador británico Philip Ball.

Turner es también la única editorial no especializada que mantiene una colección dedicada exclusivamente a la música, desde biografías de los grandes compositores hasta estudios de referencias sobre el jazz, el blues, la salsa o la bossa nova. Turner, en colaboración con El Colegio de México, es la casa editorial que difunde una idea del historiador liberal mexicano Daniel Cosío Villegas: dar conocer al público no académico historias breves de temas de interés general. Así nació la colección Historia Mínima, que ha logrado a través de plumas tan respetadas como la de Juan Pablo Fusi (Historia mínima de España), Jon Juaristi (Historia mínima del País Vasco), Enrique Moradiellos (Historia mínima de la Guerra Civil española) o Jordi Canal (Historia mínima de Cataluña) sintetizar temas complejos en libros introductorios que son, al mismo tiempo, referencia ineludible.

www.turnerlibros.com

Comentarios