Una crónica del Flash Day

"en Crónica"

Una crónica del Flash Day
Jacobo Domínguez
| 12 de noviembre de 2015


 

Flash Day

Se ha celebrado la primera jornada del Flash Day en Madrid, organizado por TOO MANY FLASH. Hoy no solo amantes de la fotografía se han dado cita en la sede de la calle Magallanes, sino que también han acudido profesionales y personas que rodean este mundo.

Las jornadas, que suman un total de 40 actividades entre ponencias, mesas redondas y talleres, han transcurrido de manera frenética donde no solo se ha podido disfrutar de la compañía de grandes profesionales de la fotografía, también nos han acompañado músicos, emprendedores, fotógrafos amateurs, etc. La característica principal de esta tercera edición es la ampliación del programa a más de un día, consistiendo las principales actividades en dos días y complementados por una serie de conciertos y dos Master Class Premium.

Comenzó así, pasadas las diez de la mañana, la primera jornada del Día del Orgullo Fotográfico. Agradecimientos, menciones a colaboradores y patrocinadores y felicitaciones por estar presentes un años más. Dimos por inaugurada la jornada.

La primera ponencia, a cargo de Eduardo Méndez, estuvo centrada en la importancia del fotoperiodismo y la manipulación que este puede acarrear. Pasaban las imágenes, una tras otra, mostrando verdades a medias y verdades completas. Pero no solo se centró en la mentira que los medios pueden llegar a crear a raíz de la fotografía sino que giró también alrededor de la Era de la Imagen como concepto y como ésta no se limita a la actualidad. ¿Una imagen vale más que mil palabras? Si, y lo ha hecho siempre, contando verdades pero también mentiras.

Pasamos así de la tecnicidad de Eduardo Méndez a la creación artística en el mundo de la fotografía de moda a cargo de Alberto Hernández. En la pantalla comienzan a aparecer musas como Natalie Portman y Milla Jóvovich entre otras. Todas ellas retratadas por Mario Testino, Nick Knight, Steven Klein y Peter Lindbergh. Alberto Hernández nos habla de mujeres, de color y de sexualidad. Nos habla también de la fuerza que puede contener la fotografía especializada en moda y de las diferentes “escuelas” creadas a raíz de estos fotógrafos. Con un tono irónico a la par que pasional nos cuenta las historias detrás de cada fotografía o de como la mirada de una mujer es capaz de hacernos olvidar el resto del cuadro.

Por último, para cerrar la primera mitad de la jornada, contamos con Gema Sánchez, Laura C. Vela, Rodrigo Rivas y Víctor de Vega, los cuales debatieron sobre la democratización de la fotografía. Un debate interesante a la par que intenso, en el cual los ponentes supieron mantener la línea de argumentación de una manera clara.

Volvemos a TOO MANY FLASH para continuar con las ponencias mientras continúan los talleres, tanto en salas anexas como en la misma calle. No muy lejos de allí, en el centro de Madrid, se ha organizado una Gymkhana Fotográfica. Mientras tanto, en los Photo Talks es el turno de Vanessa Roso que, una vez ha analizado el modelo de educación experiencial y transformacional pasa a contarnos con detalle el funcionamiento de la Lanzadera de Fotógrafos, uno de los platos fuertes de estas jornadas o como el asesoramiento a fotógrafos de cara al mundo laboral es una de las mejores maneras (y más eficaces de aupar fotógrafos de calidad). Una especie de empujón para aquellos que están perdidos o, en palabras de Vanessa Roso, “se trata de enseñarles a pescar su propio pescado, no de dárselo en una bandeja”.

Es el turno ahora de Dennis Klein que, con solo 21 años puede echarse a las espaldas una interesante carrera como fotógrafo. La intervención de Klein no podría considerarse una ponencia si no una autobiografía de 45 minutos. “Preguntadme, preguntadme, pero que sean difíciles”. De cómo el llamar de puerta en puerta se convierte en la línea central de su discurso. El cambio a la fotografía de moda o el “mi sueño es hacer una portada de VOGUE” acompañan a sus experiencias personales.

Y, last but not least, José Deconte. Este coach nos ofrece un speech cargado de consejos sobre que metas marcarse en la vida y como alcanzarlas. La felicidad como una fórmula, apliacada al emprendimiento como pasión y como ésta, reflejada en la fotografía nos lleva a convertirnos en los fotógrafos que soñamos ser. Las imágenes con pequeñas frases pasan una tras otra, animándonos a lanzarnos a por nuestros sueños.

Por fin, después de un largo día se abren las cervezas e Irene Santos ameniza la despedida de la primera jornada. El buen sabor de boca se nota tanto en la cara de los asistentes como en la de los organizadores. La mezcla perfecta entre lo lúdico o pasional y lo profesional. Hacer del arte una profesión. No lo han inventado en TOO MANY FLASH pero si han sabido canalizar la idea de la manera perfecta.

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

"Lo último en Crónica"

exp00 | NEX00 Espacio 8

Exp00 en Espacio 8

Jacobo Domínguez | Madrid | 2 de julio 2015 Anoche tuvo lugar
Ir