Yatir Fernández y su particular Karesansui

"en #Arte en Galicia/Exposiciones"

Karesansui | Yatir Fernández
THE WAITING ROOM. Sala de espera ONFisio
Hasta el 31 de marzo de 2017


Inauguración Karesansui. Fotografía: Merce Anleo

A finales de abril de 2016, la sala de espera de OnFisio, clínica de fisioterapia ubicada en Pontevedra, se convirtió en sala de exposiciones, acogiendo una propuesta no convencional formulada por el grupo curatorial Latamuda que adquiere forma de ciclo de exposiciones, iniciando así una colaboración de largo recorrido que sirve de marco para acercar las propuestas artísticas de jóvenes artistas al público, tratando de establecer nuevas dinámicas y formular un nuevo escenario para el arte y la cultura.

Inauguración Karesansui. Fotografía: Merce Anleo

Bajo el presupuesto de establecer nuevas dinámicas y formular un nuevo escenario para el arte y la cultura que posibilite el acercamiento de las propuestas artísticas más actuales al público, The Waiting Room acoge, así, la sexta propuesta con la exposición Karesansui de Yatir Fernández.  Coincidiendo con la jornada inaugural, el viernes 17  de febrero a las 21h, tendrá lugar un encuentro abierto al público en el que participarán la artista, Yatir Fernández, y el comisario, Francisco Porto. Será una ocasión para debatir sobre las claves de su trabajo y acercarse de un modo directo e informal a las preocupaciones que subyacen al discurso estético. Asimismo, la inauguración contará con el apoyo de Bodega Granbazán y de Central Lechera Gallega, que ofrecerán una degustación de sus productos.

Karesansui, o mejor conocido como jardín zen, es un jardín de estilo japonés que consiste en un campo de arena que contiene diferente elementos naturales, y el título que lleva el nuevo trabajo individual de Yatir Fernández. El particular Karesansui de Yatir distribuido por la sala de espera de la fisioterapia recoge varios elementos contrapuestos como lo natural y lo artificial, el blanco y el negro, la vida y la muerte.

Esta confrontación consecutiva de imágenes y conceptos fortalecen la contemplación de las obras envolviendo el espacio en un lugar amable, tranquilo y relajado que provoca un efecto tranquilizador y envolvente que traslada al espectador a una atmósfera natural en la que la forma y los materiales conforman el espacio en el que cohabitan por un momento.

La topiaria de Yatir Fernández consiste en humanizar y naturalizar los espacios en los que interviene utilizando dos materiales que lo caracterizan: la cera como elemento que está en continuo cambio y la sal, la única roca comestible por el ser humano. Estos dos elementos contrapuestos y al mismo tiempo complementarios son sus rocas en su particular Karesansui. En su particular jardín lo acompañan un grabado en ceniza y su complemento binario, otro grabado, que destaca por las formas del gofrado del papel. Mientras en el primero lo importante es la transformación y mutación de la materia, en el segundo la forma adquiere un cariz relevante en cuanto a su contemplación, puesto que cada una de las ondulaciones irregulares del papel formado a partir del componente salino va transformándose en otro objeto con diferentes matices y pretensiones.

Por otro lado, el tríptico, en estrecha relación con el jardín, nos abre una ventana al exterior natural que referencia una y otra vez el artista. Su forma materializada superficialmente en la composición del papel ignífugo construye esas dualidades continuas en Yatir Fernández, esta vez con la materia de la ceniza.

A lo largo del corredor tenemos una secuencia de reglas que si pasáramos sin una observación detallada diríamos que son todas idénticas. Pero al contrario de lo que se supone y al igual que la naturaleza, no hay un elemento idéntico al otro. Cada una de las reglas realizadas manualmente por el artista difieren en los centímetros aunque todas ellas midan un metro. Otra dualidad que Yatir nos presenta con este elemento de transición son las irregularidades e imperfecciones que tiene al mismo tiempo lo simétrico, lo ideal, lo construido matemáticamente, etc.

Por último, 10 dibujos cierran su espectacular jardín zen. 10 pequeñas obras altamente elevadas para complicar la percepción del espectador provocando que se pregunte aquello que contempla. ¿Varía la percepción del arte a medida a que nos acercamos a él?

Francisco Porto

SOBRE EL ARTISTA
Yatir Fernández (Vigo, 1988). Graduado en Bellas Artes por la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra en 2016, actualmente realiza el Máster de Arte Contemporáneo en la misma facultad.

Obra seleccionada en el premio Atlante 2015 de la Fundación Museo del Grabado y la Estampa Digital de Artes, ese mismo año, recibe el tercer premio Novos Valores del Museo de Pontevedra. Durante el mes de marzo de 2016 participa en la exposición colectiva Positivo Negativo en la Fundación Museo del Grabado y la Estampa Digital de Artes, así como en la Trienal de la estampa europea, realizada por Estampadura en Toulousse, Francia. Durante ese mismo año participa en el XXIV Premio Internacional de Gráfica Máximo Ramos y es seleccionado en el tercer encuentro internacional de interacción gráfica y edición El Pliego/doble desdoblado, organizado por el grupo dx5 de la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra. Actualmente participa en el 2o proyecto europeo Apprentice Master que tiene lugar en Tillburg, Holanda.

Comentarios

"Lo último en #Arte en Galicia"

Ir